La Cámara de Senadores dio media sanción, en la noche de este jueves, al proyecto que modifica la Ley de Movilidad Jubilatoria para establecer cuatro aumentos trimestrales para el sector pasivo en base a un índice compuesto por la suba de la recaudación de la ANSES y los ajustes salariales.

Por 41 votos a favor y 26 en contra, la Cámara alta aprobó la nueva fórmula, que es similar a la que se aplicó entre 2008 y 2017. En diciembre de ese año, el Congreso aprobó una nueva fórmula a pedido del Poder Ejecutivo que comandaba Mauricio Macri en medio de masivas protestas. Ese cambio es el que ahora se está revirtiendo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Daniel Lovera, del Frente de Todos y titular de la comisión de Trabajo y Previsión Social, explicó que «con este proyecto le estamos dando repuesta a una necesidad concreta de jubiladas y jubilados, y aportando sosteniblidad al sistema». Agregó que “la decisión” es que la fórmula sea la misma que la sancionada en 2008. “La mayoría de los expositores destacaron que esa fórmula previsional fue un ejemplo y es el norte que debíamos seguir», concluyó.

En tanto, Julio Cobos y Martín Losteau, de Juntos por el Cambio, criticaron la fórmula y la consideraron “poco transparente” y “procíclica” (si hay una recesión, caerá el ingreso de los jubilados), razón por la que terminaron deduciendo que la nueva fórmula “no va a ser mejor” que la actual.

La titular de Anses, Fernanda Raverta, participó en una parte de la sesión. La iniciativa pasó a la Cámara de Diputados. Se estima que la semana próxima ese cuerpo podría empezar su tratamiento.