El ministro de Transporte de la nación, Mario Meoni, presentó este martes en la Estación de trenes de Retiro el nuevo sistema de cámaras térmicas  que permite identificar la temperatura corporal de los pasajeros que utilizan ese medio de  transporte público. Acompañado por titular de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, Meoni explicó cómo funcionará el sistema infrarrojo que pronto se incorporará a las estaciones ferroviarias cabeceras de Once y Constitución para detectar la fiebre de los pasajeros, uno de los síntomas de COVID-19.

Luego del acto inaugural, el funcionario dialogó con Tiempo sobre las distintas medidas que tomó la cartera que preside en la etapa de la cuarentena administrada.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

-¿Qué balance hace de esta nueva fase de aislamiento obligatorio?

-Es muy buena. La verdad es que claramente se puede de manera administrada ir abriendo actividades. Semana tras semana se ha ido incrementando en pequeños volúmenes la cantidad de personas que se movilizan en el transporte de pasajeros, tal es así que pasamos -en un inicio- de alrededor de 4000 mil personas a cerca de 800 mil, que es apenas el 20% de los 4 millones que se movían un día normal antes de que sufriéramos la pandemia.

-¿Cómo se puede sostener  económicamente al sector?

-Venimos trabajando con todas la cámaras del transporte automotor de pasajeros, tanto en la zona metropolitana como en el interior del país. En lo que tiene que ver con los colectivos urbanos estamos evaluando un sistema de compensaciones que se viene dando y que vamos a prorrogar. Ayer en una reunión con el Jefe de Gabinete decidimos ampliarlo por 120 días más. El sistema de compensaciones para el interior va seguir con una distribución de 1500 millones de pesos por mes y en el área metropolitana será en coordinación con la Ciudad  y la provincia de Buenos Aires  manteniendo ese sistema de subsidios que hay hasta hoy.

-¿Qué pasa con los colectivos de larga distancia?

-Obviamente hay una caída importante del sistema que hace que impacte en las empresas. Estamos viendo de qué manera podemos tener algún tipo de auxilio o de reparo solamente por estos dos meses. Se está trabajando con el Ministerio de Trabajo en un esquema como el que lanzó el presidente el pasado domingo, a través de Decreto de Necesidad y Urgencia, para habilitar el pago del 50% de los salarios de los trabajadores. Queremos incluir dentro de ese sistema a las empresas, que no son tantas, pero que tienen una cantidad importante de trabajadores. En este sector específico estamos hablando de alrededor de 5 mil empelados. De la misma forma estamos teniendo en cuenta el tema del transporte de carga, ya que si bien hay sectores trabajando no todos están en plena actividad, por lo que evaluamos un encuadre dentro del DNU.

-¿Hay otro tipo de medidas para contener la expansión del Covid-19 en el trasporte público?

-La más importante de todas es sostener el uso del tapabocas, la higiene y el distanciamiento. A medida que se van incorporando nuevas actividades lo que haremos es sumar mayor cantidad de servicios de colectivos. Hoy tenemos una flota muy importante en la que calle que hace mantener este distanciamiento total de manera efectiva. En trenes venimos trabajando con los gremios para ver de qué manera podemos aumentar la cantidad de formaciones. Es bastante complejo por el estado de las vías, el material ferroviario existente y por la cantidad de personal, pero en cada una de las líneas se está buscando la manera  particular para llegar a agregar el máximo de formaciones, aunque no es mucho más que lo que se presta hoy. El otro tema es que cuando vemos que la formación de los trenes no alcanza reforzamos el punto a punto con micros de larga distancia, que hoy no están trabajando, de esa manera bajamos la cantidad de pasajeros sobre todo de la zona oeste en el Ferrocarril Sarmiento.