En las últimas horas el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, preadjudicó la Licitación Pública BAC N° 2051-1418-LPU21, cuyo objetivo es la “Puesta en valor del Vivero Parque Avellaneda”, con un monto que alcanza la suma de 8.430.658 pesos. La empresa beneficiada fue M. H. Construcciones y Servicios S.A. Actualmente la firma, tiene entre otros contratos, el mantenimiento integral de cientos de edificios escolares porteños, situados en las comunas 10, 11, 13, y 15; y en casi una decena hospitales de la Ciudad como: el Hospital Dr. Ignacio Pirovano, el Torcuato de Alvear, el Hospital Borda, el Hospital de Quemados Dr. Arturo Umberto Illia, y el Tobar García, entre otros.

La Sociedad Anónima M. H. Construcciones y Servicios es una empresa ligada estrechamente al macrismo, nucleada en el Comité Argentino de Mantenimiento (CEMOHRA) que, ante diferentes obras que realiza en la Ciudad, subcontrata a otras firmas que integran este cámara empresarial, entre las que se encuentra la firma de Nicolás Caputo, SES SA. El mismo organismo está integrado además por: Dalkia-Lanusse, Indaltec, Mejores Hospitales, Planobra, Lesko, Sehos y MIG.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

M. H. Construcciones y Servicios S.A., es la ex “Mejoramiento Hospitalario S.A.”, una empresa que durante el macrismo fue adjudicada también Nicolás Caputo y que, en diciembre de 2019, cambió a su actual razón social. Durante la presidencia de Mauricio Macri esta empresa traspasó las fronteras porteñas y fue contratada en otros distritos. En 2018 “Mejoramiento Hospitalario S.A.” realizaba obras de mantenimiento y remodelación en varios establecimientos educativos de la Ciudad de La Plata, por ejemplo: en la Escuela Primaria Nº 2 de Luján; la Escuela Secundaria Nº 9 del mismo distrito; en la Escuela Primaria Nº 4 y en la Secundaria Nº 16 de Cortines; y en la Escuela de educación media Nº 3 de la localidad de Open Door.  En aquella ocasión, quienes ocupaban sus bancas como concejales, Gabriel Jurina, Silvia Scarzo y Federico Guibaud, afirmaron en un pedido de informes que la firma era “operada por Caputo S.A.”, y agregaron: “La mencionada empresa viene siendo contratada para prestar servicios en la mayoría de los hospitales y escuelas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, particularmente desde que gobierna el PRO, y a raíz de las irregularidades cometidas ha sido denunciada penalmente por hechos tales como derrumbes (en una escuela donde hicieron refacciones) y por la intoxicación de diez alumnos de una escuela porteña con veneno para ratas”, señalaban en el proyecto.

Pero además, “MH Construcciones y Servicios”, llevó adelante varias obras del Ministerio de Seguridad porteño: la construcción de nuevas oficinas y el mantenimiento del Área de Incorporaciones de la ex Policía Metropolitana; la construcción del muro perimetral del predio del Instituto Superior de Seguridad Pública de la Policía, ubicado en Santiago de Compostela 3801 en Parque Avellaneda; la ampliación y puesta en valor de las instalaciones de la División de Vigilancias  Preventivas; la reforma de la Comisaría Comunal 15; y la edificación de las oficinas y data center para el Centro de Monitoreo del Subterráneo.

Denuncias por sobreprecios

En mayo de 2015, hubo varias denuncias por sobreprecios que, salieron a la luz, tras un altercado del Sindicato de Obreros de Maestranza (SOM) y varias de estas firmas. A raíz de una denuncia gremial por deudas de aportes y cargas sociales, el SOM realizó una serie de inspecciones para saber cuántos empleados de limpieza tenían estas empresas constructoras, y se encontró con que estas firmas no tenía ningún servicio asociado al sector pero con trabajadores y trabajadoras que llevaban diferentes tareas vinculadas al gremio. Casi diez constructoras que integran el Comité Argentino de Mantenimiento (CEMOHRA) Dalkia-Lanusse, Indaltec, Mejoramiento Hospitalario, Mejores Hospitales, SES, Planobra, Lesko, Sehos y MIG; fueron las únicas que se presentaron a las 36 licitaciones lanzadas por CABA para realizar distintas obras en hospitales públicos porteños. La más beneficiada fue Indaltec, que había recibido un monto superior a 800 millones de pesos, y la segunda fue SES S.A. de Caputo.
Ante la falta de información pública y diferentes restricciones de las autoridades gubernamentales, el gremio SOM, nunca pudo conseguir las cifras oficiales de la subcontratación del servicio de limpieza.