La defensa del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido sostuvo este martes que «el relato» de la acusación fiscal en la causa Vialidad es «una réplica de aquel que fue instalado en los medios de comunicación monopólicos» en una época en la que «no sólo se persigue» a un sector político sino que «también se blinda, se protege a otro».

«El relato del fiscal es una réplica de aquel que fue instalado en los medios de comunicación monopólicos desde 2004 a la fecha», afirmó el abogado de De Vido, Maximiliano Rusconi, en el segundo día de alegato final ante el Tribunal Oral Federal 2.

Rusconi pedirá hoy la absolución del ex funcionario kirchnerista, a quien los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola reclamaron condenar a diez años de prisión por presunta asociación ilícita y defraudación a la administración pública con la adjudicación de obra vial nacional a empresas del también acusado empresario Lázaro Báez en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El defensor abrió su segundo día de exposición ante los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso, y ratificó que la acusación fiscal es un «fracaso rotundo».

«En esta época, lo que sucede no sólo es que se persigue de modo denodado, falso, antinormativo, segmentado a un sector, sino que también se blinda, se protege a otro sector político», sostuvo.

Rusconi cuestionó a la fiscalía al señalar que «ha seguido un punteo bastante exhaustivo de la agenda que han establecido los medios de comunicación, pero el problema central es que no tiene correlación con las pruebas incorporadas al juicio» y agregó: «Es una gran falsedad».

«Todos recordamos que quien empezó a hablar de sobreprecios en las obras de vivienda fue la en su momento diputada Elisa Carrió, y mi defendido Julio De Vido la querelló para que explique o aclare», agregó.

A la diputada «le fue bien, como siempre, a pesar de que ha dicho cosas escandalosas como que hacía contrainteligencia, pero ningún fiscal sintió la necesidad de investigar que significa que un diputado haga contrainteligencia».

«Se empezó a hablar de Santa Cruz en programas de televisión que mostraban falsedades», recordó y señaló que «esa misma sensación dejaron los fiscales en su relato sobre obras inexistentes y abandonadas».

«Nada se probó», advirtió el abogado, quien remarcó que «no hubo sobreprecios ni tampoco hubo otras certificadas no ejecutadas».

Las duras acusaciones del abogado de De Vido

Ayer, Rusconi dio inicio a su exposición y consideró que, en esta causa, en la que también está imputada la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, se violaron «todas» las garantías constitucionales y que la Fiscalía construyó «un relato» para «perseguir a un sector político».

Además, el letrado aseveró que el Tribunal tiene la «obligación procesal y ética» de absolver al exministro de Planificación Federal del kirchnerismo.

«Creemos que el Tribunal va a tener la obligación procesal, ética y constitucional de absolver a Julio De Vido», advirtió Rusconi, apenas iniciado su alegato ante el Tribunal Oral Federal 2 en el debate por supuestos delitos con la obra pública nacional en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

El juicio, que se realiza a través de la plataforma Zoom, seguirá hoy y el viernes será el turno del también procesado exsubsecretario de Obras Públicas de la Nación, Abel Fatala.

El lunes de la próxima semana se prevé el inicio del alegato de la defensa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien recibió un pedido de condena de 12 años de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

En el juicio se debaten las supuestas maniobras para beneficiar al empresario Lázaro Báez con adjudicaciones de obra pública nacional y otras presuntas irregularidades a través de la firma «Austral Construcciones».