La Fabrica Argentina de Aviones (FAdeA) informó una fuerte reducción de su déficit, basado entre otras medidas en una reducción de su dotación de personal. La empresa, ubicada en la provincia de Córdoba, pasó de contar con 1.600 operarios a 1.190 mediante la jubilación anticipada, retiros voluntarios y algunos despidos puntuales.

Por ahora la línea de fabricación está paralizada. Sólo se ve actividad en la operatoria vinculada a la sección del Programa de Modernización y Remoción de Obsolescencias del Sistema Hércules C-130. También, pero con menor intensidad, se asignan horas hombre al mantenimiento de aeronaves de la Fuerza Aérea.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CARAE), agrupa más de 100 PyMes especializadas, muchas de ellas contratistas de la planta cordobesa, expresó públicamente su preocupación sobre la política industrial, destino de FAdeA y los proyectos de la unidad de fabricación, entre ellos, el IA-63 Pampa en sus dos versiones el básico II y el avanzado III y la continuidad del entrenador elemental IA-100 desarrollado íntegramente por FAdeA que ocupa entre 15 y 20 pymes.

Los empresarios claman por una ley de offset, una herramienta que señalan como complemento indispensable en la política industrial. Los acuerdos offset son compensaciones (comerciales, industriales o tecnológicas) que exige el Estado a quien vende un bien. El monto se calcula en porcentaje sobre el monto del contrato. Puede darse como transferencia de tecnología, herramental, contrataciones a las firmas locales, cursos de instrucción y capacitación, entre otros.

El ex vicepresidente Julio Cobos es autor del único proyecto de ley de offset en Argentina y pese a que el senador volverá a insistir con su tratamiento las chances de que prospere son escasas.

Quienes manifiestan la necesidad de abordar este tipo de norma citan el ejemplo de la brasileña Embraer, el crecimiento hasta alcanzar el rol global, se dio en parte por los convenios offset que arrancaron con los desarrollos iníciales del Bandeirante, el Xavante (versión del italiano MB-326 Aermacchi) el Tucano.