La foto menos pensada hasta hace pocos meses, se produjo en el predio del sindicato de los mecánicos -SMATA- ubicado en Cañuelas. La ex presidenta Cristina Fernández y Hugo Moyano, sellaron las paces tras siete años de distanciamiento y registraron el momento a través de una fotografía en la que aparecen junto al titular del gremio, Ricardo Pignanelli, su adjunto, Mario Manrique, Vanesa Siley, del Sitraju y  Omar Plaini del sindicato de Canillitas.

La excusa fue un plenario de delegados del gremio al que Cristina fue invitada como expositora, pero que no fue abierto a los medios de comunicación ni al público. La ex presidenta y el líder del gremio de los Camioneros se reunieron, según testigos, durante una hora en la que repasaron la situación económica y analizaron el escenario político. La foto se produjo en la misma semana en que desde el Gobierno nacional y el Poder Judicial se produjo una avanzada que los colocó en el centro de la escena:  a Moyano, por la millonaria multa que le aplico el Ministerio de Trabajo por presuntamente haber violado una conciliación obligatoria en el marco de un conflicto, y a CFK por la causa iniciada a partir de una denuncia periodística sobre la supuesta ruta de las coimas de la obra pública, por la que el juez Claudio Bonadio la citó a indagatoria para el 13 de agosto. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE