Militantes y dirigentes de las organizaciones sociales de Unidad Piquetera se concentraron en la mañana del miércoles en distintos puntos a lo largo de la avenida 9 de Julio para trasladarse por la tarde a las inmediaciones de Plaza de Mayo, en el marco de un protesta en demanda de un aumento en los cupos y de los montos de los planes sociales para desocupados.

Los manifestantes anunciaron a la prensa que durante esta jornada «no está previsto» la realización de un «acampe de protesta», como ya ocurrió en otras oportunidades sobre la avenida 9 de Julio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las organizaciones piqueteras comenzaron a concentrarse después de las 10 en las esquinas de avenida 9 de Julio y la calle Venezuela; avenida 9 de Julio y San Juan (Constitución); y en las inmediaciones del Obelisco, y desde allí marcharon a Plaza de Mayo donde se escuchan breves discursos de referentes sociales.

La protesta provocó un gran caos vehicular para los conductores del centro porteño y hacia el norte y sur de la provincia de Buenos Aires.

La Unidad Piquetera (UP) está integrada por el Polo Obrero, MTR-Votamos Luchar, el CUBA-MTR, el Bloque Piquetero Nacional, la Agrupación Armando Conciencia y la Organización 17 de Noviembre, el MTR Teresa Rodríguez, una fracción del FOL y el Movimiento Territorial (MTL-Rebelde), entre otros sectores.

Los discursos de los dirigentes coincidieron en remarcar las demandas de estos sectores: «nuevos planes sociales» y un «aumento en la cantidad y calidad de los alimentos» para los comedores comunitarios.

«Los motivos de la protesta son los de siempre: el tema del trabajo, la pobreza que hay en el país, lo que estamos pasando los más pobres. No hubo respuestas ni soluciones del Gobierno después del acampe en la 9 de Julio, entonces, hoy salimos a las calles en todo el país», dijo a Télam Noemí Ávalos, referente porteña del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

El lunes, la negociación entre los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social y los representantes piqueteros de izquierda alcanzó un acuerdo «parcial» y, si bien se convino mantener abierto el diálogo, las organizaciones adelantaron que continuarán con su plan de lucha, aunque no bajo la modalidad de acampe.

Tras ese encuentro con los funcionarios del Gobiernos, los referentes sociales de izquierda ratificaron la protesta de este miércoles, en reclamo de la «universalización de los programas sociales y a aumentar su monto que hoy está en $16.500».

Ayer, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, afirmó que «siempre va a haber una mesa para conversar los problemas» sociales que atraviesa el país y sostuvo que «un conflicto no se resuelve cortando calles sino tratando de ponerse de acuerdo constantemente».

«Las reuniones fracasan cuando se acaba el diálogo, y lo que está claro de mi parte es que siempre va a haber una mesa para conversar los problemas que tienen los argentinos y las argentinas. Un conflicto no se resuelve con otro conflicto, no se resuelve cortando calles sino tratando de ponerse de acuerdo constantemente para la generación de empleo», dijo el Ministro en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).