La toma de tierras en Guernica, y su posterior violento desalojo, abrió un cruce dialéctico entre el ministro de Seguridad bonaerese, Sergio Berni, y los referentes de las izquierdas, quienes este lunes denunciaron que están “recibiendo un permanente ataque macartista” de parte del funcionario.

El viernes, Sergio Berni responsabilizado a la izquierda por el nivel de violencia con el que la Policía Bonaerense, con su presencia, había ejecutado la orden de desalojo: “Ninguno de los gases lacrimógenos que se vieron en el desalojo fueron tirados por nosotros. Todos provenían de grupos más radicalizados de izquierda que tenían no solamente esos gases sino también las máscaras antigases. Solamente en Argentina puede pasar algo así y que quede naturalizado, que tengan semejante arsenal como yo nunca vi”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Ante esta acusación, el Frente de Izquierda brindó una conferencia de prensa, en la que los principales voceros aseguraron: “Las acusaciones tienen un tinte payasesco pero no dejan de ser graves y peligrosas, ya que nos acusa de tener en nuestro poder armas como gases lacrimógenos, lo que podría habilitar allanamientos u otras medidas persecutorias contra la izquierda”.

Además, pidieron «que Berni haga públicas las pruebas que sustentan sus acusaciones” sobre el arsenal de gases o “que la propia gente quemó sus casillas donde perdieron sus pocas pertenencias” y advirtieron: “Se demostrará que miente y tomaremos las medidas legales que correspondan”.

En la conferenica de prensa estuvieron presentes Myriam Bregman, Nicolás Del Caño, Vilma Ripoll, Néstor Pitrola, entre. Además, según informaron, se recibieron adhesiones en contra del ataque a la izquierda de diversos organismos y personalidades de derechos humanos como Nora Cortiñas, Mirta Baravalle y Elia Espen, Madres de Plaza de Mayo, Patricia Walsh, Sergio Maldonado, María del Carmen Verdú de CORREPI, Juan Grabois, el SERPAJ, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, Encuentro Militante Cachito Fukman, entre otros. También participaron integrantes de la Comisión de Mujeres de Guernica que se ofrecieron como testigos y refutaron los dichos de Berni.