La Justicia aprobó la cautelar por la cual se intimó al presidente del INTI, Javier Ibáñez, a reinstalar en su puesto laboral a Romina Albertotti y a Nicolás Pérez Fiorentino delegada de ATE en un plazo de 48 horas, lo que constituye un antecedente para la reincorporación del resto de los 258 despedidos.

El fallo se produjo luego de la denuncia que acusó a Ibáñez cometer un acto ilegal al echar delegadas y delegados, quienes están amparados por el derecho de la tutela sindical. “El Ministerio de Modernización pidió impugnar la cantidad de delegadxs elegidos, facultad que dicha cartera no posee de acuerdo con la Ley de Asociaciones Profesionales”, denunciaron los trabajadores en un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Con este fallo se ratifica la importancia de las medidas realizadas a lo largo y a lo ancho de todo el país y desde hace ya 42 días. Esperamos que en las mesas de diálogo anunciadas más temprano se pueda llegar a una auténtica solución a este conflicto que afecta a 258 familias”, sostuvieron.