El martes cerca de mil docentes de la Ciudad de Buenos Aires participaron de las elecciones para la renovación de la Comisión Directiva de Ademys.

El sindicato docente más combativo de la Ciudad de Buenos Aires que ha venido protagonizando medidas de acción y paros contra la política educativa de Soledad Acuña ratificó la conducción de la lista Multicolor que se impuso con el 64,5% de los votos contra tres listas opositoras. El segundo lugar quedó en manos de la lista Bermellón Haroldo Conti que obtuvo un 20% de los votos. Más atrás se ubicaron la lista En Clase y la lista Gris con un 11,2% y un 3,4% de los votos respectivamente.

De esta manera Mariana Scayola será secretaria general del sindicato por un nuevo período acompañada por Amanda Martín como su secretaria adjunta quien, a la vez, es legisladora de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En virtud del sistema de integración de cargos por método D’Hont que rige según el estatuto del sindicato la conducción obtuvo diez secretarías, la lista Bermellón ocupará tres y una secretaría quedó para la tercera lista.

Mariana Scayola, en su cuenta de twitter, destacó lo que consideró un “Triunfazo de la Multicolor en Ademys en un proceso electoral impecable y democrático”. A la vez llamó a la docencia “a seguir enfrentando las políticas de ajuste, por más organización en las escuelas y democracia sindical. Gracias compañerxs de Ademys por este apoyo a la dirección unitaria de la Multicolor”.

La secretaria adjunta electa, Amanda Martín aseguro por twitter que hubo “buenas noticias para la docencia: ganó la multicolor en Ademys con el 64,5%. Malas noticias parta Acuña, Ademys va a seguir al frente de la lucha en defensa de la educación pública y los derechos de la docencia”.

En diálogo con Tiempo Argentino, Martin señaló que «se ratificó una dirección que pelea contra las políticas educativas de Soledad Acuña y defiende los derechos de los trabajadores docentes. Esta conducción ha colocado al sindicato como una referencia ineludible a la hora de hablar de la lucha docente en la Ciudad de Buenos Aires. Durante la pandemia luchamos por la defensa del salario y contra las reformas educativas. Por eso la ministra no ha dejado de atacar a Ademys incluso con acciones de de persecución contra miembros de la Comisión Directiva. Eso solo habla de la importancia que tiene este sindicato para la docencia de la Ciudad».

La dirigente, además, adelantó que «iremos por la defensa del poder adquisitivo del salario, las condiciones de trabajo, la estabilidad laboral y la organiziación en las escuelas y los cuerpos de delegados para reforzar la perspectiva de un sindicato independiente tanto del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como del gobierno nacional».

Ademys es un sindicato cuyas listas se referencian con distintas expresiones de la izquierda y, a la vez, disputa la representación de los docentes porteños con la UTE afiliada a la CTERA de orientación kirchnerista y ha ganado un fuerte protagonismo en los últimos años en sus incesante enfrentamiento a la política educativa de Horacio Rodríguez Larreta y su ministra del área Soledad Acuña.