El presidente Alberto Fernández aseguró esta tarde que “el futuro está en las sociedades que desarrollan el conocimiento, la educación, la ciencia y la tecnología”, al participar en el partido bonaerense de La Matanza de la firma de un convenio con el intendente local, Fernando Espinoza, para avanzar en la construcción de un polo científico, tecnológico y de innovación productiva en ese distrito.

La iniciativa que comprende una inversión de 15 millones de dólares que serán financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), según confirmaron fuentes oficiales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Celebro que esta obra se haga con un préstamo, qué lindo es que nos presten plata y la usemos no para que se fugue, sino para que crezca el conocimiento en la Argentina”, afirmó el mandatario en un acto en la localidad de Lomas del Mirador, del que también participó el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y el presidente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, Fernando Peirano.

Fernández insistió en que “las sociedades más ricas, más justas y con menos gente vulnerable son las que han desarrollado la ciencia y la tecnología”.

En esa línea, destacó: “Todo lo que invirtamos para garantizar eso, bienvenido sea. De esa forma le estamos dando un mejor futuro a la sociedad argentina”.

Además, el jefe de Estado criticó en su discurso “la cultura del descarte que algunos tienen, que lleva a pensar que hay personas que sobran en la sociedad”.

“Para nosotros eso es moralmente intolerable, creemos que tenemos que construir una sociedad donde todos se integren, una sociedad más justa”, sostuvo.

También resaltó que la Argentina “tiene un enorme potencial, ha avanzado mucho la comunidad científica en el desarrollo de una vacuna argentina” contra el coronavirus, que, según estimó, puede estar “lista el año próximo”.

“Pero además podemos producir las vacunas de la más alta tecnología, como la del ARN mensajero”, sostuvo en al referirse a uno de los métodos para elaborar vacunas contra la Covid-19.

“Este es el camino hacia el futuro, cuando algunos dudan de la educación pública, nosotros le decimos que sí a la educación pública, y cuando algunos dudan de la salud pública, a la salud pública nosotros le decimos que sí, y cuando algunos cierran el Ministerio de Ciencia y Tecnología nosotros le vemos mucho sentido al desarrollo de la ciencia y la tecnología, y a nuestra gente que desarrolla tecnología les decimos que sí, decimos que el Estado ahí tiene que estar más presente que nunca, porque ahí está el futuro”, remarcó el Presidente.

Por su parte, Filmus consideró que “es necesario cambiar la matriz productiva del país” y “apostar a la ciencia y la tecnología como modelo de crecimiento basado en la industria y el conocimiento”.

“Nuestro objetivo es que los investigadores y científicos puedan aportar al crecimiento, al desarrollo y al bienestar de nuestra gente”, señaló.

Espinoza, en tanto, expresó que “hoy es un día de esos que quedan en la historia”, porque se hace “realidad un sueño que empezó hace casi diez años con un plan de desarrollo estratégico de La Matanza”.

“En dos daños vamos a terminar este edificio y La Matanza se transformará en la capital de la innovación”, indicó el jefe comunal del distrito más populoso del conurbano bonaerense sobre la realización de este polo que tiene como objetivo “desarrollar el entramado productivo y social territorial”.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación acompañará el proyecto, a partir de diferentes líneas, de acuerdo a lo consignado por voceros gubernamentales.

Desde la Agencia I+D+i, por ejemplo, se apoyará la concreción del proyecto a través de un financiamiento de 15 millones de dólares, en el marco de un nuevo acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se informó.

Liderado por esta agencia se desarrollará en el Polo de La Matanza el proyecto TIP.AR (Tecnoteca para la innovación popular argentina) que es un espacio de reconocimiento, formación y articulación productiva con perspectiva federal y de género para potenciar las juventudes digitales y la inclusión desde la innovación.

La conformación del polo “es el resultado del trabajo conjunto entre los Estados nacional, provincial, y municipal, el sistema científico tecnológico, las universidades, empresas, las cámaras y sectores productivos y la comunidad”, se consignó.

Este desarrollo contará con investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que asesoraron sobre las líneas de I+D a desarrollar en ese ámbito, en función de las necesidades regionales, de su sector industrial local y capacidades científico tecnológicas.

También realizaron recomendaciones sobre el montaje de los laboratorios, los equipamientos a incorporar y su funcionamiento.

En el polo, se brindarán servicios tecnológicos, se realizarán actividades de formación, de investigación y de promoción de vocaciones científicas, y se albergarán empresas de base tecnológica para que promuevan nuevos emprendimientos, se señaló.