Discurso de campaña. Así calificó la oposición a las palabras del presidente Mauricio Macri en su última apertura de las sesiones legislativas de este mandato. También criticó la falta de anuncios concretos y la referencia al gobierno anterior. Con hinchada propia ubicada en la tercera bandeja del recinto, interrumpido por abucheos opositores y exultantes aplausos oficialistas, Mauricio Macri dio el discurso de apertura de sesiones ordinarias más accidentado desde que asumió.

Diputados de la oposición acotaron a los gritos a cada una de las afirmaciones de Macri. El FpV intervino en bloque para rechazar cada argumento. Nicolás del Caño gritó varias veces también. Los massistas criticaron que les copiaran las leyes de régimen penal judicial y extinción de dominio, las dos leyes que Macri pidió que se sancionen este año.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Marco Lavagna del Frente Renovador, dijo a Tiempo que “la ley de extinción de domino no puede salir por decreto, tiene que salir por ley. El oficialismo tiene en sus comisiones trabado el tema, hay que liberarlo, hay que dejar que el congreso trabaje”. “Todo el discurso fue electoral, lleno de frases de marketing sin soluciones en concreto, la mitad de la población está bajo la línea de pobreza, la AUH es contención social, no es trabajo ni inclusión social. Hace falta generar puestos de trabajo y el año pasado destruyeron 200 puestos, el rumbo está equivocado, es de destrucción del aparato productivo y de deterioro social”, opinó el diputado economista.

Su compañero de bancada José De Mendiguen también criticó que el gobierno “copió y pegó los proyectos de extinción de dominio y régimen penal juvenil”. “Hay una desconexión de la realidad, cerraron 30 empresas por día y eso es imposible no verlo, la caída de la actividad, no hay atisbo posible de recuperación sin poder adquisitivo del salario”.

En tanto, el jefe de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi, criticó el clima que se vivió dentro del recinto. “El Presidente arengó en un tono de campaña a sus partidarios, toda la barra de la tercera bandeja estaba a los gritos. El operativo de seguridad enorme para los diputados, pero no para los militantes de Cambiemos. También mintió sobre el acuerdo con Irán que dijo que se hizo o a espaldas y fue al revés, lo debatimos en el Congreso. No vino a modo de jefe de Estado sino de campaña electoral. El único anuncio que hizo fue sobre la AUH y es un paliativo, la inflación es del 50% así que tendrá que ver con eso”, consideró.

En tanto, la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti criticó la falta de pronósticos económicos del discurso presidencial. “No tiró números, habló de las pymes y de la ocupación con un cinismo enorme, destruyeron 200 mil puestos de trabajo, en el gran Mendoza cerraron 500 quioscos hay cuadras de cola para buscar trabajo, es una bomba de tiempo lo que nos deja Macri. El aumento de la AUH es una obligación que tiene por ley, en marzo y abril, por la fórmula. Servirá para comprar una caja de leche más, es una ley que dejamos nosotros para que el gobierno que vinera tuviera la obligación de actualizar”, sostuvo.

Pablo Kosiner, diputado salteño que responde al gobernador Juan Manuel Urtubey, se quejó del clima exaltado. “Me deja muy preocupado la Asamblea de hoy. Siento vergüenza por la dirigencia política. Es un escenario de confrontación, de toda la dirigencia política y con grieta no hay chance de que el país salga adelante. El discurso de Macri es alejado de la realidad. Yo venía para escuchar sus palabras ante la crisis y la primera frase fue que esto no tiene vuelta atrás. Se necesita revisión de muchas políticas. Siempre tira la responsabilidad de lo mal que está la Argentina a otras circunstancias como la tormenta, los cuadernos, cambio de condiciones internacionales. Nada de lo que sea política de gobierno tiene responsabilidad él. No hemos escuchado qué va hacer con la inflación, con las tarifas, con los precios, las economías regionales”, abundó.

Por su parte, el diputado neuquino kirchnerista Darío Martínez dijo que el de este viernes “fue como los tres discursos anteriores, ya se sabe que no es se va cumplir nada». Y agregó: «Parece que vive en otro país, no es la realidad de la Argentina ni del pueblo patagónico, habla de los vecinos que tienen gas y nosotros la mayor producción de gas, pero sin localidades calidad sin gas, visión centralista desconoce lo que pasa en el resto del país, tengo a la expectativa de que sea el último”.

En diferentes momentos del discurso presidente Mauricio Macri, diputados y senadores de la oposición tuitearon haciendo hincapié en sus “mentiras”. El diputado Wado de Pedro, destacó el uso del Poder Judicial con fines políticos. Graciela Camaño, por su parte, criticó que el discurso no planteara una agenda parlamentaria sino que fuera un acto de campaña. La diputada camporista Mayra Mendoza apuntó a que el país que describía el presidente no era real. El diputado del FIT Nicolás del Caño respondió la virulenta referencia a Venezuela por parte del presidente Macri.
Pino Solanas enumeró algunos de los ítems que hacen a la caída de los índices de empleo, industria y, básicamente, que “miente en la cara a todos los argentinos».
Felipe Solá, por su lado, fue más moderado, pero apuntó a que Macri negaba la realidad, provocaba, pero que pese a eso, debía “prevalecer la esperanza”.
Victoria Donda le reclamó su “hipocresía”