El director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, precisó este jueves que sólo 350 escuelas sobre un total de 11 mil establecimientos que funcionan en la provincia de Buenos Aires tienen problemas con el gas y la calefacción y, por ende, inconvenientes con el dictado de clases.

La aclaración del funcionario llegó tras las protestas y «frazadazos» de los últimos días en escuelas de La Plata, Quilmes, La Matanza, Vicente López y Lanús, entre otros distritos, por la falta de calefacción en medio de la ola polar y que derivaron en críticas de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, entre otros dirigentes de Cambiemos, a la gestión de Axel Kicillof.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Son 350 escuelas, que representan poco más del 2,5% del total de los edificios escolares de gestión estatal de todo el territorio de Buenos Aires. Pero, para los alumnos y para esas comunidades educativas el problema es todo porque es su escuela», sostuvo Sileoni en declaraciones radiales y agregó que son «un cuarto» de las que había el año pasado.

También aclaró que algunas escuelas «tienen la conexión hecha y están esperando a que la empresa prestataria les dé el ok», mientras que en otros casos «esperan a los gasistas matriculados para que prendan las estufas» ya que ni los auxiliares ni los docentes están autorizados a hacerlo. Es que, desde la explosión en la escuela N° 49 de Moreno en 2018, donde murieron Sandra Calamante y Rubén Rodríguez, el ENARGAS estableció auditorías y controles más exhaustivos a cargo de las empresas prestatarias.

El ministro explicó que, en 2021, el gobierno provincial encaró un relevamiento de la infraestructura y constató que había 1967 edificios escolares sin conexión de gas, lo que equivalía al 18% sobre el total de 10.866 establecimientos.

Este censo reveló que de estas escuelas, 1.220 tenían el suministro cortado o funcionando de manera parcial, mientras que 747 presentaban situaciones de riesgo. Sumando todos los niveles y modalidades educativos había un total de 2.500 escuelas con problemas estructurales.

Para atender la problemática, la cartera educativa giró a los Consejos Escolares 234,7 millones de pesos en 2021 y otros 374,3 millones en 2022 para reparaciones en el marco del plan «Escuelas a la Obra». También se asignaron 96 millones de pesos para comprar estufas el año pasado, según informaron desde Educación.

Sileoni precisó que ya se realizaron 1.552 intervenciones en escuelas para recuperar o mejorar las instalaciones de gas para calefacción y cocina por un monto total de 2.131 millones de pesos. De ese total, 888 obras ya están concluidas y 664 se encuentran en ejecución. El objetivo del gobierno es terminar con los trabajos en todos los establecimientos recién para el 2023.

Reunión con gremios

El gobierno y los gremios docentes se reunirán el lunes para abordar la problemática. El Frente de Unidad Docente, que integran FEB, SUTEBA, SADOP, AMET y UDOCBA, habían reclamado una audiencia con carácter de «urgente» a Sileoni. Los dirigentes piden conocer información de los programas destinados a las obras de mantenimiento de los sistemas de calefacción, los recursos transferidos a los Consejos Escolares y el estado de avance de las obras.

La presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Liliana Olivera, señaló este jueves que los gremios cuentan con un relevamiento propio de toda la provincia en los establecimientos educativos y que quieren saber «si eso concuerda con lo que tiene la gestión».

«Nuestro relevamiento nos dice que hay problemas que se pueden resolver a la brevedad y otros que no. Hay cosas que pueden encararse en un mediano plazo y eso nos preocupa. No tenemos que perder de vista que el 2 de agosto de 2018 (durante el gobierno de María Eugenia Vidal) perdimos a dos compañeros por una desidia de las autoridades», subrayó.