A través del Boletín Oficial, el gobierno nacional informó la renuncia del encargado de la Ciberseguridad, Eduardo Jorge Marino, un ex comisario cercano al ex jefe de la Metropolitana, Jorge ‘Fino’ Palacios.

Aunque no figura entre las razones formales de su salida, la renuncia se produjo apenas días después de que estalle el escándalo de la filtración de datos sensibles en el Ministerio de Seguridad, negado en un principio por Patricia Bullrich y conocido como #LaGorraLeaks.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Martino era el director de Infraestructuras Críticas de Información y Ciberseguridad (ICIC), que depende del Ministerio de Modernización.

Llegó a ese cargo el 4 de mayo de 2016. Antes había sido comisario de la Policía Federal, donde fue pasado a disponibilidad en 2004 y fue luego recontratado por el entonces jefe de la Metropolitana, el ‘Fino’ Palacios, en 2009 cuando Mauricio Macri era jefe de Gobierno porteño. En la fuerza porteña ocupó el cargo de superintendente de Comunicaciones y Servicios Técnico.

Si bien la ministra de Seguridad había negado la filtración de datos sensibles, la semana pasada la filtración denominada LaGorraLeaks evidenció las fallas de seguridad de las personas involucradas en procesos judiciales.

Un usuario apodado “LaGorraLeaks” compartió en el sitio Reddit, en Github y en grupos de mensajería instantánea de Telegram documentos oficiales que contenían información clasificada y confidencial de casos que supuestamente llevaba adelante el Departamento de Inteligencia contra el Crimen Organizado de la Dirección General de Inteligencia Criminal de la Policía Federal.

También podés leer: