A medida que pasan los días crece la polémica por una megaobra que realizará el ejecutivo porteño durante 11 meses, entre enero y diciembre de 2022. Ante el reclamo histórico de vecinos y vecinas de Caballito que exigen la construcción de un gran parque público de 16 hectáreas en el ex playón ferroviario del Ferrocarril Sarmiento, a cambio, Larreta les ofrece 8 cuadras con baldosas, algunos canteros y un conjunto de árboles de diferentes especies. El proyecto presentado por el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana, mediante la Licitación Pública N° 7162-0019LPU21, cuenta con un presupuesto de 497 millones de pesos. Detalla que un tramo de la Avenida Honorio Pueyrredón que se extiende entre Neuquén y el Cid Campeador, será convertido en peatonal, con áreas recreativas, canchas de fútbol-tenis, postas aeróbicas y un Anfiteatro con áreas de descanso. Una vez terminado, el corredor unirá la plaza 24 de septiembre ubicada sobre la Avenida San Martín frente al Cid Campeador, con la Giordano Bruno, situada en la intersección entre Honorio Pueyrredón y Neuquén. Para esto, las autoridades gubernamentales, eliminarán la circulación de la mano que va hacia el sur para construir un espacio peatonal.

“Caballito es uno de los barrios porteños que menos espacios verdes disponibles tiene por habitante ya que estamos arañando apenas el metro y medio cuadrado. Hablar de espacio verde es quizá un poco exagerado, sería más ajustado llamarlo espacio público porque una gran parte de su superficie estará embaldosada y sumarán árboles a los ya plantados en el bulevar Honorio Pueyrredón, pero el resto serán canteros y macetones”, amplía a Tiempo Stella Johnson, integrante del Consejo Consultivo Comunal N° 6. Durante la obra y luego de terminado el corredor lineal, el tránsito que hoy circula hacia el sur por la avenida Honorio Pueyrredón será desviado a las calles paralelas, Rojas, Hidalgo y hacia la avenida Acoyte. “Esas tres arterias en este momento están colapsadas de tránsito. Por Rojas a veces hay cuadras de cola ya que se esperan largos minutos a que la barrera del ferrocarril Sarmiento en la estación caballito se levante. Hidalgo también es realmente imposible de transitar por la cantidad de vehículos, y la avenida Acoyte, lo mismo”, agrega Jhonson y destaca: “Mandar todos los coches que en este momento transitan por ahí a estas tres calles va generar un caos indescriptible en el tránsito,  aumentará exponencialmente la contaminación ambiental y sonora, porque los coches van a estar un largo tiempo detenidos con el motor funcionando, o van a circular a paso de hombre por toda esa zona”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La obra se realizará a cinco cuadras del Parque Centenario, y muchos vecinos advierten que no es equitativa, ya que en el distrito 6 hay zonas enteras que no tienen ningún espacio verde, ni pequeño ni grande. Desde el gobierno porteño afirman que “ya se realizaron una serie de encuentros con vecinos y vecinas para saber sobre los espacios verdes de la comuna. De ese intercambio se tomaron en cuenta una serie de propuestas que están contempladas en el nuevo Parque”, pero diferentes espacios y organizaciones sociales aseguran que nunca fueron convocados para debatir y ser informados sobre esta obra. La polémica se extiende al conjunto de los comercios de la zona que, hasta la fecha, no fueron recibidos por el gobierno local. “Durante toda la pandemia le estuvimos reclamando a Larreta ayuda económica para complementarla con la que otorgaba el gobierno nacional durante el confinamiento y nunca nos atendió. Ahora volvemos a pedir que nos atienda para saber si van a otorgar algún subsidio durante el año que dura esta obra porque nos va a afectar mucho a nuestros negocios”, advierte en diálogo con Tiempo Omar, que tiene una casa de artículos para el hogar entre Arengreen casi esquina Honorio Pueyrredón. “Nosotros nos manejamos mucho con el delivery, es más, tuvimos que incrementar esta modalidad durante la pandemia y nos funcionó bien, pero si es verdad que la obra se extiende por todo un año las motos no van a poder entrar ni salir por ningún lado. Necesitamos que el gobierno porteño nos de alguna alternativa”, agrega un comerciante que prefirió mantener su anonimato, dueño de una casa de comidas ubicada en el tramo de la avenida que se verá afectada por esta obra. Otros comerciantes aseguran que, sobre la mano que van a construir este corredor, estacionan a diario alrededor de 100 a 150 vehículos, entre frentistas que no tienen cochera y eventuales visitantes al barrio de Caballito. Una vez terminado el proyecto, los dueños de esos vehículos van a salir a buscar estacionamiento en los alrededores, en un barrio que ya está colapsado y no tiene un solo espacio disponible.

Playón ferrocarril Sarmiento

Apenas asumió su mandato, el presidente Alberto Fernández promulgó el decreto 149/2020, que ordenó a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) la revisión de la legalidad de la totalidad de las transferencias de bienes inmuebles realizadas entre el 10 de diciembre de 2015 y el 9 de diciembre de 2019. La mayoría de esos documentos fueron firmados por Macri antes de terminar su mandato como Presidente. El ex mandatario había cedido bienes del Estado Nacional al jefe de gobierno porteño para que realice diferentes emprendimientos inmobiliarios. Uno de esos terrenos es el playón del ferrocarril Sarmiento. En ese lugar, hace varios años empresa IRSA tiene la intención de instalar el megaproyecto conocido como Ciudad Palmera. Los vecinos llevaron el caso a la justicia y lograron frenar el avance de la obra mediante un amparo donde, tanto la fiscalía como el juez de primera instancia, consideraron que por su magnitud debía haber una audiencia pública previa. Más tarde la resolución judicial fue apelada por IRSA y por el gobierno porteño. Vecinos y vecinas piden que en ese lugar se construya un parque público de 17 manzanas con múltiples servicios, áreas culturales y terrenos absorbentes. La obra de IRSA propone, en cambio, construir 10 torres de 1200 departamentos, dos  niveles de estacionamientos subterráneos y un shopping a cielo abierto en esos 24 mil metros cuadrados sobre Avellaneda al 1300.

Cemento Vs. Espacios verdes

El 2021 fue clave en la toma de conciencia de miles de vecinos y vecinas respecto al espacio público. Es que a principio de este año se realizó una audiencia pública multitudinaria, catalogada como la grande de la historia de la Ciudad, donde se inscribieron más de 7 mil personas y alrededor del 97% de los participantes se opuso a la construcción de un barrio náutico en las tierras que se extienden entre Costa Salguero y Punta Carrasco. Más tarde, entró en el debate social el polémico convenio entre el Gobierno de la Ciudad y la constructora privada IRSA, que habilita la edificación de torres de hasta 45 pisos en la ex Ciudad Deportiva de La Boca, lindero a la Reserva Ecológica y sobre uno de los pocos humedales que hay en la Ciudad. Por último, en la sesión de este jueves, el oficialismo porteño tiene en agenda discutir 16 convenios urbanísticos con grandes desarrolladores inmobiliarios para edificar torres en diferentes comunas del distrito porteño. Situaciones que se dan a pocos días de que el Jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, difundiera información falsa sobre la incorporación de 110 hectáreas con nuevos espacios verdes en la Ciudad.