Luego de los resultados de las elecciones PASO, donde el oficialismo porteño sacó arriba del 48 por ciento de los votos, el Jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, avanza en su afán de llevar adelante diferentes desarrollos inmobiliarios en casi todos los barrios del distrito. Apenas 24 horas de haber logrado el triunfo electoral, el ejecutivo de la Ciudad, presentó en la Legislatura una gama de diferentes convenios urbanísticos que pone en el tapete nuevamente la discusión sobre los inconvenientes que esto traerá al medio ambiente, y la falta de viviendas para los sectores más postergados.

El legislador del Frente de Todos y miembro de la Comisión de Planeamiento Urbano, Javier Andrade, cuestionó en duros términos estas nuevas iniciativas y las intenciones del ejecutivo porteño, de avanzar con otros cien convenios más.

En ese sentido, manifestó que “después de 14 años de gobierno en la Ciudad, ya ni tratan de disimular los negocios estatales con los desarrolladores inmobiliarios y ahora directamente los privados planifican el modelo urbano mientras el Estado local acepta los proyectos”. El diputado subrayó que, “por si fuera poco, el uso tergiversado de los convenios, la velocidad para tratar estos temas es una completa falta de respeto para la ciudadanía”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La oposición en la legislatura porteña, en conjunto con diferentes organizaciones sociales, juntas vecinales, y ONG´s especializadas en la temática; coinciden que falta participación democrática en la toma de estas decisiones ya que Larreta avanza sin tener en cuenta la voz y los argumentos de miles de vecinos. Tal es así que “se definen en escasos días proyectos que afectan de manera permanente el patrimonio urbano e histórico de la Ciudad, y por eso es necesario que los porteños se enteren de la modalidad que está usando el GCBA para vender constructividad”, agrega Andrade.

Según datos vertidos por el despacho del legislador porteño, todo indica que hay al menos 100 convenios más en carpeta que serán analizados en las próximas semanas en el parlamento, y que los mismos tendrán un tratamiento exprés semejante a algunos proyectos que hoy están en litigio, como es el caso de Costa Salguero.

“Es muy evidente que para Larreta la prioridad son los negocios inmobiliarios pero el costo no puede ser la calidad de vida de todos”, agregó Andrade, al mismo tiempo que precisó que “a los negocios con las tierras públicas y el río, ahora se suman las excepciones con los convenios urbanísticos. Una herramienta que tiene Larreta para vender constructividad a los desarrolladores inmobiliarios”.

Cabe señalar que la gestión de Larreta ya presentó 16 convenios urbanísticos en la última semana envalentonado con los resultados de las primarias. Pero este avance,  parecería ser el comienzo de cientos de obras privadas que tiene en mente el intendente porteño. “Están avanzando sin ningún tipo de consideración ni reparo por el patrimonio urbano ni histórico.  Insistimos en que el modelo urbano no lo puede definir el mercado, es responsabilidad del Estado, señala Andrade y agregó: “Seguimos pidiéndole al gobierno de la Ciudad que incorpore la presencialidad en las reuniones para que los vecinos puedan manifestar su opinión y ejercer de mejor manera sus derechos ciudadanos. Larreta sigue avanzando con las torres de espaldas a los porteños”.

Falta de controles en las obras

Cada vez hay más denuncias sobre las carencias de inspecciones en las obras en construcción que realizan las diferentes constructoras privadas en el distrito porteño. Hace exactamente una semana, vecinos de una de las zonas más pudientes de la Ciudad de Buenos Aires, se vieron sorprendidos por un incendio que arrasó con una obra en manos de la firma Criba. El siniestro ocurrió en la calle San Martín de Tours al 2800, entre Avenida del Libertador y Castex. Al momento de producirse el incendio estaban trabajando alrededor de 40 obreros de la construcción, pero al ver el fuego huyeron del lugar ante el avance de las llamas. En ese momento, los vecinos hicieron lo propio, y mientras esperaban que lleguen los equipos de socorro se auto evacuaron. Una vez presentes el SAME y varias dotaciones de bomberos, fueron a socorrer a personas mayores con movilidad reducida. Las fuentes policiales sostienen que el incendio se inició en el obrador que tiene una extensión de 15 x 5 metros, y 6 metros de alto, sobre las oficinas de la obra en construcción”, pero no dieron mayores detalles. En cambio, los vecinos y vecinas del lugar, afirman que el inicio del incendio estaría relacionado con los tanques de gasoil almacenados para el grupo electrógeno y las grúas de la obra.