La pelea electoral por la Provincia de Buenos Aires retomará la centralidad de la campaña mientras se acorta la cuenta regresiva para las generales del 14 de noviembre. Faltan cinco semanas para la próxima visita a las urnas y en Juntos por el Cambio se preparan para trabajar en dos frentes: mantener el 37,99% que obtuvieron las listas de Diego Santilli y Facundo Manes en las PASO y enfocar el despliegue proselitista en tres públicos de votantes. Según estiman en el equipo de campaña opositor, se trata de casi un millón de votos que podrían permitirle ampliar la diferencia con el Frente de Todos, aunque la coalición oficialista está concentrada en revertir la desventaja de cuatro puntos y medio obtenida el 12 de septiembre por la oposición.

Cerca del exvicejefe de gobierno porteño evitan los pronósticos. Ahora encabeza la lista de candidatos a diputados nacionales de JxC por el mayor distrito electoral del país y considera que su desembarco bonaerense superó lo esperado. En su equipo de campaña, admiten que durante  la última semana comenzó a registrarse un crecimiento de la escudería oficialista, que lidera Victoria Tolosa Paz, pero también de la lista que encabeza Santilli.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Algunas mediciones privadas que consumen los socios opositores en La Plata hablan de una recuperación de cuatro puntos para la lista  del Frente de Todos, que obtuvo el 33,64% de los sufragios en las primarias. Interpretan que el repunte es parte del previsible impacto que tendrá el operativo que lidera el gobierno para remontar la derrota, pero acotan que la dupla Santilli – Manes también experimenta un incremento superior a un punto respecto a la cosecha de las primarias.

A nivel nacional, JxC casi no sumó votos respecto a 2019, pero mantuvo su performance del 40 por ciento. En la Provincia, Vidal perdió por 20 puntos frente a Axel Kicillof. La entonces mandataria bonaerense peleó por su reelección y no lo logró: cosechó el 34,54% en las PASO y luego sumó casi cuatro puntos cuando llegó al 38,28 en las generales del 27 de octubre. El actual gobernador sumó el 52,74% en agosto y se quedó en el 52,40% dos meses después. La foto de Tolosa Paz dos años después es la que más interrogantes genera en la Casa Rosada y en La Plata. En cada escudería electoral toman distancia de esas comparaciones porque equiparan dos elecciones de diferentes categorías, pero reconocen que se trata del último antecedente disponible, un dato ineludible.

Santilli y Manes ahora no solo tienen que trabajar para mantener ese 38% que tiene JxC desde hace dos años. Además deben llenar el hueco que dejó Vidal con su cambio de domicilio. El martes se cumple un mes de las PASO y cerca de ambos candidatos consideran que están en condiciones de mantener esa cosecha y potenciarla a partir del análisis que hicieron de los últimos resultados.

Todavía resta un mes para confirmar si podrán mantener el caudal obtenido, pero también trabajan en una segunda estrategia enfocada a buscar “el voto posible” dividido en tres segmentos. El grupo que más atención reúne son “unos 350.000 bonaerenses” que no fueron a votar y que serían afines a JxC, de acuerdo al cruce de información que hicieron entre el balotage de 2015 a nivel nacional y el mapa que dejaron las PASO de 2019. “Hubo lugares donde rompimos el techo histórico y vamos a buscar a ese público casa por casa, con la boleta en la mano y con una pauta segmentada en redes”, confió a Tiempo un integrante del equipo de Santilli.

El segundo lugar en la lista de prioridades lo tienen otros 300.000 votantes que fueron a votar pero se decidieron por opciones de derecha que no alcanzaron el 1,5% necesario para superar las PASO. Es un núcleo de votantes que en septiembre metieron las boletas de la influencer Cintia Fernández, del exmilitar carapintada Juan José Gómez Centurión o el dirigente Miguel Saredi, del Partido Federal.

El menú se completa con un tercer público objetivo: aquellos votantes de fuerzas que superaron el 1,5% y que podrían tener “afinidad” con JxC. Es el caso de la exdiputada y lidereza evangélica Cynthia Hotton, que luego del escrutinio definitivo superó ese porcentaje y ahora le compite a JxC. En ese público, Santilli encabezará una campaña concentrada en seducir al voto evangélico con una renovada prédica contra la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. “El voto verde no lo vamos a sumar y creemos que podemos sumar muchos votantes celestes a partir de los dirigentes evangélicos que tenemos en la lista”, aseguraron desde el PRO bonaerense. Dan por descontado que Hotton no pondrá en duda su candidatura y apuntan a sus votantes.

También están en la mira los votantes de Avanza Libertad, la lista que encabezan el economista ultraliberal José Luis Espert y la diputada bonaerense Carolina Píparo. Quedaron como cuarta fuerza y reunieron el 4,87% con 404.000 votos. En la misma línea apuntarán a los 308.000 que votaron al exministro Florencio Randazzo, que compite por el Frente Vamos con Vos. En todos los casos, apuntan a quedarse con una parte de esos pequeños botines y por eso estiman que podrían arañar otros 230.000 votos.

Ese mapa revela que la fuga por derecha fue contenida a medias a partir de la polarización con el oficialismo, aunque en el espacio opositor identifican que una parte de los votantes que perdió Espert no fueron a manos de JxC sino al caudal que cosechó el Frente de Izquierda, ahora liderado por Nicolás del Caño del PTS. Las dos listas que compitieron en las primarias sumaron el 5,22%, con una cosecha de 432.923 votos. Así obtuvieron el tercer lugar dentro de la competencia bonaerense, con un potencial que así como puede arrastrar votos desencantados del público joven también puede restarle votos al Frente de Todos, cuya campaña está enfocada en el público menor de 35 años, la franja que menos habría votado a sus candidatos.

Así como el oficialismo pondrá en juego todos los recursos posibles para revertir la derrota, la alianza opositora hará lo propio para sostener sus números: Santilli recorrerá la primera y tercera sección electoral en combinación con visitas al interior provincial. Lo hará acompañado por representantes de todos los socios del espacio. La agenda arrancará este domingo con otro momento en Mar del Plata, esta vez acompañado por la fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió y el intendente municipal, Guillermo Montenegro. Seguirá por otras localidades secundado por el expresidente Mauricio Macri, el excandidato a vice Miguel Pichetto, la titular del PRO, Patricia Bullrich, el senador radical Martín Lousteau y el omnipresente alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que retomará sus apariciones bonaerenses luego de la visita a Formosa que realizó este viernes como parte de su plan de posicionamiento para las presidenciales de 2023.