«Estoy acá, tratando de pensar y sentir lo que sentirían ellos en ese momento. Claramente deberían tener angustia de tomar la decisión, querido Rey, de separarse de España”.

«Sueño con que cada uno de nosotros encuentre un lugar donde ser feliz», respondió cuando le preguntaron por los masivos despidos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Preguntale si me está cargando», le dijo Putin, serio, a su traductor cuando Macri le hizo un chiste futbolero sobre el próximo mundial, que será en Rusia.

«Hablamos y me dijo que los colombianos, primero, ante todo, nos van a dejar ganar el partido de Eliminatorias», contestó Macri cuando, luego de haber hablado con el papa Francisco, le preguntaron por la lucha armada en Colombia.

«Me une un enorme afecto con ellos (por los colombianos). La serie ganadora de Boca fue basada en Bermúdez, Serna y Córdoba, es un lindo recuerdo que tengo».

«Te la debo, no estoy en tema», cuando lo consultaron por la maestra que falleció luego de que le hicieran un descuento por días de paro.


«Con Cartes (presidente de Paraguay) me une una buena relación, él me vendió a Bobadilla».

«La venta de Tevez va a mejorar nuestra relación con China».

«Al señor (por Gustavo Arribas) lo convoqué engañado a la República Argentina. Le dije que iba a ser un cargo que tenía que ver con el fútbol».

«Si están en sus casas en remera y patas, están consumiendo energía de más».

«Nunca estoy de vacaciones, la crítica más grande que me hacen mis amigos y mi equipo es que tendría que bajar un poquito el ritmo».

«No voy a participar del debate. Si son 30 mil o nueve mil (los desaparecidos) o los que están anotados en un muro o son muchos más».

«Se ve que (mi salud) me está pasando factura por mi exceso de preocupación por la gente”.

“No chupen de más, pero pásenla bien (sobre el fin de año)”.