Podemos discutir el tema de los juicios laborales pero no nos equivoquemos: lo que hay que decir es que si los empresarios pymes hoy tomamos menos trabajadores no es por los juicios laborales sino por la brutal caída del consumo y la suba de importaciones.

La situación es producto de las políticas adoptadas. Las Pymes no cierran por juicios sino porque no tienen trabajo. Cuando teníamos mercado interno y producíamos al 90% de la capacidad instalada el tema de los juicios no era un tema importante Que no se malentienda, el problema existe y afecta de alguna manera a las pymes. Lo que no hay que hacer es correr el eje. La gran mayoría de la gente no hace juicio. Generalmente se llega a un arreglo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Claro que hay casos en los cuales gana más un abogado que el trabajador (aunque a la pymes le cueste mucho más) pero ese tipo de casos no afectan la sustentabilidad de una pyme. Los grandes empresarios como el alimenticio Daniel Funes de Rioja (Copal-UIA) están apostando claramente a la flexibilización laboral. Cada vez que en nuestro país seguimos ese camino las pequeñas y medianas industrias nos fundimos sencillamente porque a la larga nos quedamos sin mercado.

También es cierto que hay una parte de la dirigencia pyme que disiente con nosotros y coincide con las grandes pero insisto: el problema existe y hay abogados que se enriquecen. Pero esa no es la regla general; la mayoría de la gente quiere trabajar y si se tiene que ir termina arreglando. En el país tenemos la costumbre de tomar como mayoría los casos que son minoría. Tenemos que dejar de generalizar y hablar de las verdaderas razones por las que están mal las pymes.