Las vacunas Sputnik V que comenzó a producir el laboratorio nacional Richmond serán, “para el Estado argentino mientras dure la pandemia”, afirmó hoy Marcelo Figueiras, presidente de esa empresa. De esta manera, el Ministerio de Salud centralizará la distribución de dosis, asegurando la distribución equitativa entre todas las provincias y la Ciudad de Buenos Aires.

Un día después de que el laboratorio y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) anunciaran que la Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la vacuna Sputnik, Figueiras consideró que “es una buena noticia que hay que transmitir con mucha prudencia”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además podés leer: Producción de Sputnik V en Argentina: un acuerdo de transferencia tecnológica allanado por los lazos políticos

En declaraciones a Radio con Vos, el empresario reiteró que se espera comenzar en junio con la producción de un millón de dosis, si está todo bien, para luego escalar hasta cinco millones mensuales.

En cuanto al precio, confirmó que será el mismo que el actualmente paga el Estado nacional.