Las prisiones preventivas arbitrarias fueron otro de los rasgos de la era Macri. Semanas atrás la Comisión Bicameral de seguimiento del nuevo Código Procesal Penal marcó límites muy claros a la denominada doctrina Irurzun, por el juez de la   Cámara Federal Martín Irurzun, autor intelectual de la idea del “poder residual”, que supuestamente tendría cualquier ex funcionario para entorpecer una investigación. Esa fue la base para encarcelar a gran escala a ex funcionarios del gobierno de Cristina Fernández. Hoy, los cambios que introdujo la Comisión tuvieron su primer efecto: el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 le concedió la prisión domiciliaria al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en la causa conocida como “Río Turbio”, que fue la que lo llevó a prisión a fines de 2017 por pedido del juez Claudio Bonadío, que solicitó la detención aún sin haber procesado al ex ministro.

A pesar de la decisión del TOF 1, De Vido seguirá en el penal de Ezeiza. Aún tiene dictada la prisión preventiva, otra vez por Bonadío, en la denominada Causa Cuadernos, que ahora está elevada a juicio oral y a cargo del TOF7. Ese tribunal se opuso la semana pasada a liberar a De Vido, algo que había pedido su defensa a partir de las nuevas disposiciones de la Bicameral.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El fallo del TOF 1 estuvo inspirado en las nuevas pautas fijadas para  el uso de las prisión preventiva, entre las que se sugiere evaluar el arresto domiciliario como posibilidad anterior al encarcelamiento en un penal. En su fallo, los jueces señalaron que De Vido deberá cumplir la domiciliaria “en la vivienda ubicada en la Chacra N°9, Barrio Panal, Zárate, Provincia de Buenos Aires” y que tendrá que llevar “un dispositivo (una tobillera) de vigilancia electrónica”. Los magistrados Adrián Grümberg, José Michilini y Ricardo Basílico resolvieron además prohibirle la salida del país, retenerle el pasaporte y comunicarle la medida a las fuerzas federales de seguridad y la Dirección Nacional de Migraciones.

Según la agencia Telam, fuentes vinculadas a la defensa de De Vido adelantaron que evalúan presentar en las próximas horas un pedido de prisión domiciliaria ante el TOF 7 para que se haga efectivo el traslado del ex ministro en su casa.