Con la prórroga de sesiones ordinarias hasta fin de año -decisión que se publicó en el Boletín Oficial-, el Congreso tiene un rol clave en la generación de consensos con todas las fuerzas políticas para avanzar en la agenda económica que el gobierno de Alberto Fernández marcó como prioridad. La nueva etapa del gobierno, de cara a los próximos dos años tiene como objetivo la reactivación para la reconstrucción argentina por eso entre los principales proyectos están leyes para la agroindustria, hidrocarburos, electro movilidad, industria automotriz y promoción del turismo. También el tratamiento del Presupuesto 2022 junto con el Plan Plurianual en el marco de las negociaciones por la deuda externa que trabajará en los próximos días el Consejo Económico y Social que encabeza el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, por lo que se podría convocar a un sector de la oposición.

Para delinear la agenda parlamentaria, luego de las elecciones, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, recibió el miércoles a Sergio Massa. En el encuentro, según explicó Manzur, se puso el foco “en el ordenamiento del nuevo presupuesto junto a gobernadores y al Ministerio del Interior, haciendo foco en la inversión pública y su impacto en cada provincia”. “Queremos que estos recursos, que representarán un 2,5 % del PBI, lleguen en los próximos meses a cada rincón del país. También avanzaremos con leyes de promoción económica, principalmente en el sector de la construcción. Con trabajo y desarrollo, pondremos a la Argentina de pie”, subrayó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El día después del feriado largo, y luego de varios meses, se volverá a reunir la Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público, presidida por el senador oficialista Martín Doñate. El encuentro entre diputados y senadores será a las 17:30 de manera remota para darle tratamiento a una serie de informes anuales, notas y requerimientos.

Se espera otro encuentro picante entre oficialismo y oposición en el marco de una comisión en la que se suele cuestionar desde el kirchnerismo la figura del actual Procurador de la Nación interino, Eduardo Casal. De hecho en el último encuentro realizado en junio, la discusión central estuvo en el pliego a ocupar el cargo de procurador de Daniel Rafecas, congelado en la Comisión de Acuerdos en el Senado.