Con el escrutinio provisorio concluido, comenzó la lectura fina de los resultados de la PASO del domingo. Cifras porcentajes, datos que permiten esbozar algunas conclusiones sobre el voto de los y las argentinas que compartimos a continuación:

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

-El factor económico y la pandemia aparecen como una de las principales razones de la derrota del Frente de Todos: en el segundo trimestre del 2020 hubo una caída de 3 millones de empleados informales entre la población urbana, lo que produjo el aumento de la pobreza al 47% de la población. Si bien se esperaba una recuperación tras la apertura de actividades, la última encuesta de hogares del INDEC muestra que se recuperó el empleo informal, pero la pobreza se está mostrando resistente a bajar.

-Juntos por el Cambio (40%) no sacó mucho más a nivel nacional que en la presidencial de 2019 (40,3) y que en 2017 (41,7). Es el piso alto que le quedó de la última elección, que hace que con poco esfuerzo pueda torcer una elección.

-El desplome del Frente de Todos se explica por dispersión de votos a otras fuerzas –la izquierda, la derecha, tal vez la candidatura de Manes, que expresa al radicalismo menos extremo que en 2019 votó a Alberto Fernández-, y por el nivel de ausentismo en sectores populares castigados por la crisis económica.

-Facundo Manes ganó en 4 de las 8 secciones electorales para legisladores provinciales, justo en la 4ta, 5ta y 7ma, donde se renuevan senadores, y en la 6ta. El voto difícil para el peronismo, donde había puesto el foco Kicillof para lograr la mayoría en el Senado, junto con la primera sección, donde el voto fue para Santilli.

-Los candidatos de Macri fueron derrotados en la interna de Juntos por el Cambio. El desafío del Frente de Todos será –además de corregir sus errores o carencias de gestión- generar un discurso de campaña que tenga como objetivo al Larretismo. Elegir a Macri como la contra figura ya quedó en el pasado.

-La izquierda se ubicó como tercera fuerza en varios distritos, muy por encima de los llamados libertarios y otros espacios. Con más de 1 millón de votos el Frente de Izquierda se convirtió en la tercera fuerza del país a nivel nacional. Su desafío es retener estos porcentajes en la elección del 14 de noviembre y evitar la fuga al Frente de Todos de quienes busquen contener el crecimiento de la derecha.

– Javier Milei por ahora aparece como un fenómeno circunscripto al electorado porteño. Sin embargo, obtuvo sus mejores resultados en las comunas del sur de CABA, donde viven los sectores populares de la ciudad. El voto radical y de clase alta lo arrastraron María Eugenia Vidal y Ricardo López Murphy en la interna de Juntos por el Cambio.