Darío Lopérfido, el controvertido director artístico del Teatro Colón parece haber encontrado un puesto que si no fue creado a su medida, al menos lo aleja de las últimas polémicas que envolvieron su paso por la gestión pública en la etapa Cambiemos. Al menos eso sugiere la noticia que publicó el diario La Nación, perteneciente a la familia de su actual esposa, Esmeralda Mitre, donde destaca que el funcionario que volvió a la palestra cuando el año pasado relativizó la cifra de desaparecidos durante la dictadura militar y señaló a familiares de víctimas del genocidio de haber puesto el número en 30.000 “para cobrar subsidios”.

En un intento de proteger la retirada y vestirla de un triunfo personal -el periódico fundado en 1870, al final de la guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay independiente de Francisco Solano López por Bartolomé Mitre-la noticia señala textualmente que la decisión surge de una «oferta laboral irresistible» en el exterior. Pero a continuación especifica que la oferta “habría venido de parte del gobierno nacional e implicaría la asunción de funciones en un organismo con sede en Berlín”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Se especula que al frente del teatro quedaría el mexicano Enrique Arturo Diemecke, director de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, mientras que Paloma Herrera reemplazará a Maximiliano Guerra en el Ballet de la institución.