El ministro y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, restó importancia este miércoles a la renuncia de la ministra Elena Highton de Nolasco, al contextualizar que “es un acontecimiento que ha sucedido como en otras oportunidades”, y dijo que el máximo tribunal “seguirá funcionando normalmente”.

“Me da mucha pena que se haya retirado pero también tiene derecho a tomar esa decisión, a descansar”, señaló Lorenzetti sobre su par en la Corte en declaraciones a la FM Radio con Vos.

“Estuve más de diez años como presidente de la Corte y la verdad que nunca tuvimos este tipo de problema: se fue el doctor (Eugenio) Zaffaroni, renunció; el doctor (Enrique) Petracchi falleció, después falleció Carmen Argibay, se retiró (Carlos) Fayt y nunca hubo ninguna conmoción ni tampoco hubo este tipo de rumores que hoy hay, que llevan y traen. Este es un fenómeno más bien reciente de estos últimos tiempos”, se quejó Lorenzetti.

Luego mencionó, sobre la llegada de Horacio Rosatti a la presidencia del tribunal, que “es un problema interno de la Corte, no del periodismo” y agregó: “Hay muchos trascendidos y esto genera confusión y diversas hipótesis que en realidad no existen demasiado”.

“La Corte va a seguir funcionando normalmente –afirmó el ministro- y, si nos fijamos en los hechos concretos, y no en todas estas cuestiones que van saliendo de trascendidos, en materia administrativa en estos días la Corte ha funcionado normalmente”.

Lorenzetti, un día después de la elección de Rosatti como presidente del tribunal, envió un correo electrónico a todos los miembros de la Corte que hizo público, en el que se quejaba porque no aceptaron su pedido de posponer la reunión y criticaba que el flamante presidente se hubiese votado a sí mismo.

“No hay hoy en la Corte una convulsión interna en materia de superintendencia o administración, eso va a seguir funcionando normalmente con las disidencias y con las mayorías normales y habituales”, señaló hoy en la convicción de que los miembros del tribunal deben “informar” a la sociedad.

En cuanto a los alineamientos, el santafesino de 66 años aseguró que “nadie (en la Corte) cambia su posición jurídica porque nosotros tenemos muchos años aquí y esto va a seguir igual; ninguna disputa personal puede prevalecer sobre las ideas y sobre los principios”.

“Las mayorías se definen en cada caso”, afirmó en otro tramo de la larga charla radial de casi cincuenta minutos, y agregó que “si decimos que esto es una crisis, genera inquietud en la población y realmente no lo es”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE