Desde distintos espacios políticos los expertos en temas económicos y financieros Carlos Heller y Claudio Lozano coincidieron en que los datos difundidos por el INDEC reflejan “el profundo desaliento” de distintos sectores de la sociedad que han dejado de buscar trabajo.

Heller explicó: «Esta gente que nos gobierna tiene una capacidad creativa sensacional. Y efectivamente, todos los medios informan que la desocupación bajó del 8,5 en el tercer trimestre al 7,6 en el cuarto trimestre del año pasado. Esto parece ser un buen dato que se debe compadecer con lo que dice el presidente cuando habla de la recuperación que ya arrancó y todo lo demás. Pero, es un dato tan mentiroso que en realidad lo que está reflejando es la profunda desazón y desaliento de muchísima gente que se resigna a que no va a poder conseguir trabajo y deja de buscarlo”.

En el mismo sentido, Lozano detalló: “lejos de las argumentaciones gubernamentales que sostuvieran el Presidente Macri, su Ministro Dujovne y el Ministro de Trabajo Triaca, el INDEC demuestra que el año 2016 finalizó sin despegue alguno del empleo. Hay casi 28.000 ocupados menos que no se transforman en mayor desocupación en razón de que lo que prima en el mercado laboral argentino es el desaliento y la resignación, y por ende hay 221 mil personas menos buscando empleo”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, el ex diputado nacional, explicó que “la presión global de búsqueda de empleo involucra al 22% de la población económicamente activa. No contempla solo a los desocupados sino a los ocupados que demandan otro trabajo, categoría esta que en el último trimestre se incrementó en más de 57.000 personas. Así las cosas el año 2016 termina con 4 millones de personas que buscan empleo permanentemente y que actúan como factor de presión hacia la baja de los ingresos de los trabajadores”.

Por su parte, Heller, advirtió: “El dato verdadero, tomando como verdadero lo que dice el INDEC, es que en el cuarto trimestre entre los trabajadores registrados que los que mide el INDEC hay creo que 18 mil trabajadores registrados menos. Es decir, los números permiten esta maravillosa cosa de que haya más gente desocupada y que el INDEC diga que bajó el desempleo”.