Los docentes bonaerenses llamaron hoy a un nuevo paro el martes próximo en reclamo de la convocatoria a paritarias. La negociación está frenada desde el 11 de octubre, cuando los docentes rechazaron la suba del 30% a diciembre que el gobierno otorgó por decreto, pese a la negativa gremial.

La medida de fuerza convocada por el Frente de Unidad Docente -que integran SUTEBA, FEB, SADOP, AMET y UDOCBA- incluirá también un acto central frente a la Casa de Gobierno bonaerense. El plan de lucha continuará el miércoles con protestas y un “banderazo por la Soberanía Educativa” en cada distrito.

Los docentes piden, además de una suba salarial que les permita no quedar por debajo de la inflación, soluciones a los problemas de infraestructura escolar que desnudó la tragedia en la escuela 49 de Moreno y más cupos en los comedores, entre otros puntos.

“La paritaria debe ser una instancia de negociación, debate, construcción de consensos y no de imposiciones unilaterales. Es el espacio principal de las y los trabajadores para resolver la agenda de Educación Pública de calidad”, remarcaron al anunciar la medida de fuerza en un comunicado en el que también denunciaron “persecución gremial y hostigamiento laboral a docentes, delegados y equipos directivos”.

Además, los gremios rechazan el ajuste en materia educativa que plantea el proyecto de Presupuesto 2019 enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal a la Legislatura. “Rechazamos categóricamente la profundización del ajuste que contiene el proyecto del presupuesto provincial, con reducción de partidas destinadas a Educación y el intento de imponer un techo salarial y una negociación a la baja”, sostuvieron. Y concluyeron que el proyecto “no hace más que dejar plasmada la continuidad de una política adoptada por la gestión de Vidal de desfinanciar a la educación pública”.

El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, criticó la medida de fuerza y sostuvo que “es la respuesta típica que tuvo el Frente de Unidad Docente ante toda posibilidad de diálogo”. Agregó que podrían convocar a los docentes a una nueva reunión “en los primeros días de diciembre, o tal vez antes”.

“Tenemos que monitorear primero en detalle la recaudación para no comprometernos a pagar lo que no tenemos”, puntualizó. Y abogó por “que los docentes sepan que el gobierno está haciendo el mejor esfuerzo en un momento muy crítico”.

El conflicto docente lleva once meses sin resolución. Frente a cada oferta rechazada, el gobierno otorgó un anticipo a cuenta a los docentes. El último cruce entre los gremialistas y la gobernadora Vidal se desató el último lunes en torno al salario promedio de un docente de primaria al frente de un aula: mientras que la mandataria aseguró que era de 33 mil pesos, los sindicalistas desmintieron ese dato y dijeron que apenas llega a 16.250 pesos.