Otra vez fracasó la paritaria docente en la provincia. El gobierno de María Eugenia Vidal ofreció este viernes a los docentes un aumento del 10 por ciento para el primer semestre más un reconocimiento por presentismo para 2018 de hasta 3.000 pesos por maestro, y volver a discutir salarios en el segundo semestre. El Frente de Unidad Docente rechazó la propuesta por insuficiente y anunció un paro con movilización a la Casa de la Provincia para el próximo miércoles.

La propuesta que llevaron los ministros de Vidal a la mesa del Ministerio de Economía bonaerense consistió, en concreto, en una suba del 10 por ciento, a pagar en tres cuotas: 5 por ciento retroactivo a enero; 3 por ciento más en abril y 2 por ciento en junio. Además un plus por presentismo de hasta 3 mil pesos por cada maestro que tenga asistencia perfecta en el semestre. Para los gremios la oferta «es peor» a las anteriores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En las seis reuniones anteriores, el gobierno  había ofrecido un acuerdo anual del 15 por ciento en tres tramos, un plus por presentismo de hasta 6 mil pesos, otro bono de 3 mil por capacitación fuera del horario escolar y una suma anual de 2.500 pesos por material didáctico. 

Al término del encuentro, representantes del Frente de Unidad Docente -que integran SUTEBA, FEB, SADOP, AMET, UDA y UDOCBA- explicaron que la suba fue rechazada por ser «peor» que el 15 por ciento, aseguraron que no tener garantías de volver a sentarse a negociar en julio y anunciaron un paro con movilización a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en CABA, para el próximo miércoles 25.

«Rechazamos categóricamente la propuesta porque es menor en relación a la propuesta anterior. Nos ofrecen menos que la propuesta anterior», sostuvo el secretario general de SUTEBA, Roberto Baradel. Y reiteró que «no les vamos a firmar una pauta salarial a la baja». 

En tanto, el titular de UDOCBA, Miguel Díaz, sostuvo que «no se llega a un acuerdo porque hay una decisión política de la provincia de Buenos Aires de no reconocer la inflación reinante, de no reconocer que ganamos salarios miserables. Nos quieren someter a una rebaja salarial».

Luego del rechazo gremial, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, anunció en conferencia de prensa que realizarán un segundo pago a cuenta del 3% que se suma al 5% depositado la semana pasada. 

«Vamos a depositar con los sueldos de abril un segundo adelanto de paritaria, del 3%, que junto al anterior ya depositado del 5% suma un 8%, ya que aunque no nos pongamos de acuerdo no tenemos que tener a los maestros como víctimas de este desacuerdo», anunció el funcionario.