En el pronunciamiento, destacan que están trabajando de “manera unida y consensuada, priorizando la salud pública con un enfoque federal” desde diciembre de 2019 “sin importar” las “identidades políticas o partidarias, porque la única bandera es la política sanitaria”.

“Comprobamos sin embargo que en los últimos días han surgido voces cuyo visible interés es generar divisiones donde no las hay, y poniendo en duda todo el funcionamiento del sistema de vacunación en la Argentina”, advirtieron.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Luego de destacar la “complejidad” que tienen organizar la llegada de las vacunas contra el coronavirus en un país que “tiene un sistema federal de gobierno y un sistema de salud fragmentado”, señalaron que “el Programa de Inmunizaciones de la Argentina es líder en América, y América a su vez es líder en el mundo”.

“Hoy estamos en las primeras etapas de la campaña de vacunación más grande de la Historia Argentina. A medida que las vacunas contra la CovidD-19 van llegando a nuestro país se requiere organizar un despliegue inédito de personal para el desaduanaje, la preparación, la distribución, la recepción en las provincias, una nueva distribución al interior de cada provincia y la preparación de vacunadoras y vacunadores”, añadieron.



Los ministros destacan que el principal obstáculo que enfrenta el país es “la dificultad de acceso a vacunas” que sufre todo el mundo “por la altísima demanda simultánea”.

“Eso lleva a que, cuando se prioriza a algunos sectores, se posterga a otros, hasta que llegue el próximo embarque. Por eso es tan importante el consenso al definir esas prioridades. Si bien en temas como este es imposible lograr un consenso absoluto, sí es posible diferenciar los cuestionamientos razonables de las críticas malintencionadas”, reconocieron.

Ante esa realidad, las autoridades sanitarias dicen estar “más unidas que nunca, para construir sobre lo ya construido, con la mirada en corregir todo lo que haga falta para mejorar el acceso a las vacunas y así disminuir el impacto en la mortalidad de una posible segunda ola”.

“Vemos lo que ocurre en el hemisferio Norte, y por eso sabemos que es necesario lo antes posible vacunar a la población que tiene mayor riesgo de fallecer. Convocamos a todos y todas a dimensionar el esfuerzo y los logros que está teniendo la Argentina en materia de vacunación. La salud de los argentinos y argentinas nos tiene que encontrar a todas y todos con nuestra máxima cooperación detrás de ese mismo objetivo”, concluyeron en la declaración.