El vicegobernador de San Luis, Carlos Ponce, explicó que esta provincia no suscribió el acuerdo fiscal como el resto de los estados por considerar insuficiente la propuesta del gobierno nacional y por imponerse una consulta con la Fiscalía de Estado, aunque confió en reunirse durante la tarde con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y resolver la cuestión.

«Era un tema complicado para San Luis; entendiendo que tenemos dos juicios con sentencia firme, que representan alrededor de 18 mil millones de pesos, y otros sin sentencia. En total, representan 32 mil millones de pesos», señaló Ponce.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según la Agencia de Noticias de San Luis, la provincia hizo una propuesta por más de $32 mil millones, incluyendo los 2 juicios ganados con sentencia de la Corte y los 14 que aún no tienen dictamen contra la Nación. El Gobierno nacional respondió con una oferta de $2 mil millones en bonos. Ése fue el motivo por el cual San Luis no firmó el acuerdo. La ministra de Hacienda Pública, Natalia Zabala Chacur, calificó como “un apriete” lo que pretendía hacer la Nación con San Luis,

Ponce quien asistió a la reunión en la Casa de Gobierno en lugar del gobernador Adolfo Rodríguez Saá, con licencia por vacaciones en España, precisó que «no tenía las facultades» para aceptar la propuesta oficial, que incluía la entrega de bonos a diez años, y que debía consultar con la Fiscalía de Estado de San Luis. El gobierno nacional no concedió el tiempo necesario para hacer un estudio, pese al enorme impacto fiscal que implicaba la propuesta oficial.

«No podíamos firmar este acuerdo. A la provincia de Buenos Aires le acomodaron las cuentas y hoy se está llevando los 65 mil millones de pesos que irá cobrando hasta el 2020», dijo.

Al respecto, subrayó que a la provincia «no llegan Aportes del Tesoro Nacional» como asistencia, como los girados a otros distritos, entre ellos Buenos Aires, que recibió 40 mil millones de pesos bajo este mecanismo.

«Pareciera ser que San Luis está fuera de todo ese tipo de ayuda o de aportes que tiene que dar la Nación. Incluso entendemos que hay como una suerte de discriminación, tanto en obras públicas y como en un montón de otros casos, que San Luis nunca recibió», agregó.

Según Ponce, al abordar la cuestión del desequilibrio fiscal, el gobierno «no entendió todo el esfuerzo» que hace San Luis, que «hace mucho tiempo que tiene un equilibrio fiscal y tiene sus cuentas ordenadas con mucha responsabilidad».

«Otras provincias que no tienen la misma responsabilidad que nosotros y tienen problemas con sus cuentas, sin embargo son asistidas y le ponen todo a disposición para que puedan resolver sus inconvenientes», cuestionó.

«Me parece bárbaro que seamos solidarios pero sí que no nos discriminen ni nos dejen afuera a San Luis de la manera en la que lo están haciendo», concluyó.