El presidente Mauricio Macri recibirá esta tarde a los gobernadores de Cambiemos para sumar apoyo político al paquete de medidas económicas paliativas que el gobierno anunció la semana pasada para intentar contener la inflación en el inicio de una etapa clave del año electoral.

Apenas un día después de recibir a los empresarios con los que aspira a sostener el esquema de “precios esenciales”, Macri armará una foto política con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, junto a los radicales Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes).

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La agenda electoral será tema obligado. Este lunes trascendió que el Presidente le pronosticó a los empresarios una victoria de Cambiemos en las elecciones nacionales de octubre próximo y –sin nombrarla- dio por segura la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner. Por la noche, en declaraciones televisivas, habló de Martín Lousteau, como un posible aliado electoral.

Con el encuentro de este martes, el gobierno intentará dar las mismas señales a sus socios de la UCR, críticos de la marcha de la economía e impulsores en las últimas semanas de la decisión de armar un paquete de anuncios para enfrentar la inflación.

Fuentes del radicalismo confiaron que buscarán resolver otro dilema que atormenta a Macri por la capacidad de daño del partido centenario en medio de la crisis. Posiblemente le ofrenden la decisión de ponerle fecha a la próxima Convención Nacional, que debería ratificar la pertenencia a Cambiemos, y definir a sus candidatos antes del comienzo del tramo más caliente del calendario electoral.

Esa línea de tiempo tiene al 22 de junio como la fecha límite para la prestación de los precandidatos que se medirán en las PASO del 11 de agosto.

En ese mapa, las PASO del próximo domingo en la provincia de Santa Fe serán una parada que inquieta a la Casa Rosada: el precandidato a gobernador por Cambiemos, el radical José Corral, aparece tercero en las encuestas y Macri no tiene previsto viajar para sumarse a la campaña.