El presidente Mauricio Macri eligió este miércoles una inusual estrategia de comunicación para acompañar el anuncio de las medidas económicas que el Gobierno diseñó para enfrentar la crisis económica y moderar el impacto de la inflación en pleno año electoral.

En un video informal de una charla con vecinos, Macri señaló que el paquete de medidas paliativas apunta a “generar un alivio”, y volvió a caracterizar como una “tormenta” a la crisis económica que en los últimos meses derivó en un fuerte aumento del índice de inflación.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Hemos hecho lo que hay que hacer para derrotarla. Estas son medidas, herramientas, que ayuden a recorrer los próximos meses hasta que las cosas empiecen a funcionar”, puntualizó.

El insólito video arranca con una larga explicación de la vecina que, según confiesa, le abre las puertas de su casa al Presidente por segunda vez. “Lo vivimos muy difícil. Después de la primera visita muchos creen que seguimos apoyando. Es muy difícil llegar a lo básico, el aquiler, las facturas. El día a día se convirtió en algo difícil. Sube todo”, puntualizó la mujer.  

A esa larga lista, el Presidente respondió primero con la defensa de las recetas aplicadas por el Gobierno para bajar la inflación. “Hemos hecho lo que hay que hacer”, puntualizó.

Y agregó: “Es una sumatoria de cosas. La batalla la vamos a ganar, la vamos a derrotar (a la inflación). Tenemos batallas todos los días, trabajando juntos con honestidad”.  

Siguió con un punteo de algunas de las medidas anunciadas este miércoles, entre las que mencionó el aplanamiento de las tarifas de gas, el acuerdo por seis meses para congelar los precios de productos de la canasta básica de alimentos, y diferentes regulaciones -que no especificó- en las áreas de defensa de la competencia y del consumidor. “Es para los vivos que se abusan”, explicó.