A un día de ratificar que su espacio, Alternativa Federal, no conformará alianza ni con el peronismo ni con Cambiemos, el reelecto gobernador cordobés Juan Schiaretti viajó a Buenos Aires y se reunió en Casa Rosada con el presidente Mauricio Macri.

La decisión del cordobés fue, al igual que durante toda su campaña electoral en la provincia, no dar entrevistas ni tener contacto con los medios tras la reunión con el mandatario nacional. Apenas publicó una serie de tweets en las que ratificó algunos lineamientos que había pronunciado durante su discurso de triunfo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Terminamos la reunión convocada por el Presidente, en la que ratifiqué mi posición sobre un eventual acuerdo nacional, que hice pública en mi discurso del 12 de mayo pasado: 1) mantener el equilibrio fiscal; 2) tomar deuda sólo para obras públicas; 3) honrar las deudas que se contraen; 4) no aislarse del mundo; 5) garantizar el federalismo en todo el territorio de nuestra patria, sin resignar los avances alcanzados hasta hoy por las provincias y 6) el Estado debe garantizar la justicia social, ya que no existe por el derrame del mercado”.

Con la repetición de estos lineamientos, Schiaretti pretende diferenciarse tanto del peronismo nacional, que reúne tras la flamante fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, a gobernadores e intendentes bonaerenses, como de la alianza oficialista.