La Asociación Madres de Plaza de Mayo que preside Hebe de Bonafini denunció que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires intentó destruir el monumento que las homenajea y que está ubicado frente a su sede en Plaza Congreso. El episodio ocurrió por la mañana de este lunes, pero la Asociación junto a un grupo de militantes resistieron el intento del alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta.

Es la segunda vez que el gobierno de CABA atentó contra el homenaje a las Madres De Plaza de Mayo. Ocurrió pasadas las 9.20 de la mañana cuando un camión con una grúa de una empresa tercerizada se instaló junto al monumento “El Abrazo”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La intención era remover esa obra que fue donada a la asociación por el artista plástico Alejandro Marmo, que está instalada en una porción de la plaza situada frente a su histórica sede de Hipólito Yrigoyen al 1500. Ese sector les fue cedido por el gobierno porteño hace una década y que era el lugar donde hasta hace poco funcionó una calesita.

Las Madres relataron que se trató de un “intento de destrucción y remoción del busto”, y detallaron que los funcionarios, la policía y la grúa se retiraron luego de dos horas de tensa resistencia de parte de los militantes de derechos humanos. Pero advirtieron: “la amenaza de un nuevo ataque persiste”.

El intento de remoción fue llevado a cabo por funcionarios del Ministerio de Ambiente y Espacios Públicos, que dirige el contador público, Eduardo Macchiavelli, quien asumió en ese cargo con Rodríguez Larreta, pero que ocupa lugares de gestión del Gobierno desde 2007 .

Los funcionarios de Horacio Rodríguez Larreta intentaron remover el monumento en homenaje a las Madres al día siguiente del domingo en que en Argentina se festeja del Día de la Madre y en el que las Madres de Plaza de Mayo fueron saludadas por innumerables actores políticos recordando su lucha por sus hijos desaparecidos por la dictadura cívico militar.

Pero no fue la primera vez que el gobierno de CABA arremete contra esa instalación de la Asociación. El 14 de septiembre pasado, Madres denunció que los funcionarios de Rodríguez Larreta destruyeron, durante la madrugada, la base en la que instalarían la obra “EL Abrazo”. En esa oportunidad repudiaron el hecho y lo consideraron como un acto vandálico y “un nuevo hostigamiento a las Madres”.

Ayer advirtieron la seguidilla de hechos que “se suma al permanente hostigamiento que padecen la Asociación Madres de Plaza de Mayo desde la asunción del macrismo en la ciudad, con especial malicia a partir de diciembre de 2015, cuando alcanzaron el gobierno nacional”.

A los embates del gobierno de CABA contra las Madres se suma la denuncia que el alcalde Rodríguez Larreta realizó, a través del Procurador de la Ciudad, Gabriel Astarloa, contra las Abuelas de Plaza de Mayo en junio pasado.

Las acusa de entorpecer el tránsito por el acto por los 40 años que realizaron en la sede de la entidad en octubre del año pasado en el que la gente desbordó las veredas. La fiscal Mónica Cuñarro pidió desestimar esa denuncia hace diez días.