Un ex ministro del gobierno bonaerense durante la gestión de Cambiemos será desde mañana nuevo juez de la Cámara Federal de Casación Penal, el tribunal encargado de revisar, por ejemplo, todas las causas por presunta corrupción contra funcionarios públicos del actual y anteriores gobiernos.

Se trata de Carlos Mahiques, quien era juez de la Cámara de Casación porteña (el tribunal al que el ministro de Justicia, Germán Garavano, le anticipó que dejará de existir antes de 2020) pero pidió licencia para ser ministro de María Eugenia Vidal. En poco tiempo se alejó del cargo y volvió a la Casación que se ocupa de robos de autos, homicidios y femicidios, pero no de causas por corrupción contra funcionarios o ex funcionarios nacionales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde hace tres semanas, la mayoría de Cambiemos en el Consejo de la Magistratura impulsa, a su pedido, el pase a la Cámara Federal de Casación Penal, más precisamente a la Sala 2, en donde por el fallo de la Corte que obliga a los jueces a cesar en sus cargos a los 75 años, renunció semanas atrás el camarista Pedro David.

El Consejo aprobó la llegada de Mahiques a la Casación Federal. Otro Mahiques, Juan Bautista, es el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura. Y otro más, Ignacio Mahiques, es uno de los fiscales que investiga a Cristina Fernández de Kirchner.