La impronta de funcionamiento del nuevo gabinete es la territorialización de la escucha para conocer cuáles son los sectores más afectados por la crisis. La prioridad en las reuniones con los ministros la tuvieron gobernadores e intendentes. El ministro del Interior, Wado de Pedro, recibió en su despacho de Casa Rosada a los gobernadores de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; y La Pampa, Sergio Ziliotto. Ambos mandatarios oficialistas perdieron las PASO en sus provincias. En tanto, Juan Manzur viajó a La Matanza.

Los primeros movimientos de De Pedro en el gabinete, tras la crisis, fueron de integración. En consonancia con la línea de priorizar el territorio, recibió al fueguino Melella, con quien también ahondaron en medidas para la diversificación de la matriz productiva y las aperturas graduales de actividades, con especial énfasis en el turismo. “Conversamos sobre la reactivación económica, la apertura para la llegada de cruceros (que para nosotros es importante en el crecimiento), la generación de empleo, y la extensión del subrégimen industrial.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El ministro nos viene acompañando en la ampliación de una matriz productiva y la mirada clara en el polo logístico antártico. Además, el Ministerio del Interior sigue con mucho acompañamiento al gobierno de la provincia y a los municipios”, señaló el gobernador, quien también destacó el hecho de que Tierra del Fuego haya alcanzado la inmunidad de rebaño a través de la vacunación contra el Covid.

Luego de Pedro recibió a Ziliotto, con quien analizó “la situación de la provincia de La Pampa y del nuevo gabinete de ministros”, según comunicaron. Se sumó a este encuentro el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

El flamante jefe de ministros venía de haber visitado La Matanza donde se encontró con el intendente Fernando Espinoza y luego se reunió con su par de la gobernación de la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde.