Miles de chavistas provenientes de varias localidades de Venezuela marcharon hoy en Caracas para expresar su respaldo a las acciones del gobierno del presidente Nicolás Maduro, tomadas para enfrentar lo que consideran ataques e intentos de “golpe de estado” en contra de la “revolución bolivariana”, en medio del retiro de circulación del billete de 100 bolivares, el de mayor denominación.

A la movilización, que partió desde varios puntos de la capital venezolana, se sumaron motoristas y funcionarios de la administración chavista, y partidarios del gobierno, todos convocados por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).
También marcharon los principales dirigentes del chavismo y altos funcionarios de la administración de Maduro.

“Las calles son del pueblo, aquí están los caballos del pueblo saliendo desde el Poliedro de Caracas a concentrarnos para darle el respaldo contundente al movimiento de (el fallecido presidente Hugo) Chávez, al movimiento de Nicolás Maduro”, dijo el oficialista Antonio Álvarez, quien encabezó una caravana de centenares de motoristas.

El presidente del recinto gubernamental Poliedro de Caracas indicó que la movilización es una muestra de que el pueblo acompaña “todas las políticas que sean necesarias para proteger al pueblo venezolano”.

La movilización se produce cuando el gobierno amplió a 150 las cajas del Banco Central de Venezuela (BCV), que atenderán las 24 horas hasta el próximo martes para garantizar la salida de circulación de los billetes de 100 bolívares y pidió acelerar la distribución de los de 500, tras las protestas que se produjeron desde el jueves que dejaron, según un diputado opositor, tres muertos en la localidad de El Callao.

El presidente Nicolás Maduro ordenó “la ampliación a 150 del número de taquillas disponibles para el público en la sede del BCV, mediante equipos y personal de la banca pública que fue puesto a las órdenes de la autoridad monetaria”, informó el ministro de Información, Ernesto Villegas, a través de la lectura de un comunicado oficial en el canal estatal VTV.

Villegas afirmó que “esta audaz decisión ha asestado un duro golpe a mafias internas y externas, que venían lucrándose política y económicamente con la perversa especulación contra nuestra moneda desde Estados Unidos, Colombia y Venezuela”.

En el comunicado leído por el ministro, Maduro condenó las acciones de violencia en algunos comercios e instituciones bancarias del país de personas que reclaman el dispendio de efectivo.

Desde que Maduro anunció, el pasado domingo, su decisión de sacar de circulación el billete de mayor denominación, la escasez de efectivo y las medidas de racionamiento de las instituciones bancarias han sido aún mayores.

Por su parte, el diputado opositor Angel Medina informó de la muerte de tres personas en El Callao, en el estado de Bolivar, en disturbios por fallas en el suministro de dinero en efectivo.

Al respecto, Medina dijo, citado por Efe, que más de 30 locales comerciales en El Callao fueron “saqueados” y “destruidos” lo que, afirmó, “es bastante para el poblado”.

Agregó que también hubo disturbios en el municipio Roscio, que pertenece al mismo estado.
“Hubo saqueos y destrozos en comercios del municipio Roscio y del municipio Sifontes, todos los tres son los municipios mineros del estado”, dijo.

Ayer comenzó a correr el plazo de cinco días que dieron las autoridades para que la gente canjeara los billetes de 100 bolívares en el Banco Central, por lo que miles de venezolanos se enfrentaron a largas filas para depositarlos en esa entidad financiera.

Analistas afirman que el gobierno aplicó la medida para presionar la baja en la cotización de la moneda en el mercado negro, que había escalado hace dos semanas a 4.500 bolívares y que ayer se redujo a 2.500 bolívares.

En Venezuela está vigente desde 2003 un control cambiario que actualmente tiene dos tasas: Una preferencial de 10 y otra complementaria de 670 bolívares por dólar.