El diputado por el Frente para la Victoria, Máximo Kirchner, aprovechó el debate por la nueva ley de defensa de la competencia para abrir el debate sobre la concentración de los medios de comunicación.

Kirchner remarcó que “la ley viene a empeorar la que ya estaba” y se mostró dispuesto a “discutir en serio este tipo de cosas”, y en particular “qué vamos a hacer con los medios de comunicación, qué va a hacer el Gobierno con esto y qué va a hacer la directora del ENACOM cuando haya la fusión entre Telecom y Cablevisión”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese marco el diputado de Santa Cruz elogió el proyecto original de Elisa Carrió, para terminar anticipando una defensa futura del Gobierno de Mauricio Macri cuando, dijo, el Grupo Clarín se les ponga en contra.

Máximo Kirchner advirtió que se trata “no solo de la competencia que regule el mercado de alimentos, sino también cuando consumen noticias; pero ahí a veces las lenguas se aflojan y las peras tiemblan”.

«Raramente voy a elogiar un proyecto, porque la verdad que era bueno, que era el de la señora Carrió, que determinaba a partir de cuándo había una posición dominante -creo era del 40%-, no sé por qué se modificó, no sé por qué se deja al libre albedrío de este tribunal. Que aparte, como venimos viendo en la Argentina cómo están fallando los tribunales, seguramente nunca lo hará en contra del poderoso, o aquel que caiga en desgracia o en una situación de debilidad”, señaló el diputado.

Sobre los medios de comunicación Kirchner dijo: “La gente consume noticias, se venden, no importa si son verdad o mentira, siempre son teledirigidas hacia sectores que no concuerdan, o no siguen al pie de la letra lo que dice El Emperador. La Ley de Medios, borrada a fuerza de decreto y de algunos que se olvidaron aquello que defendieron tan bien en su momento aquí en el Congreso, tuvo aristas interesantes, muchas, quizá fue una ley que por algunas cuestiones se volvió como fuera de tiempo”.

Tras poner el ojo sobre la concentración de medios el legislador admitió que “si tuvo un gran error Néstor Kirchner, fue la fusión Multicanal-CableVisión, un gran error, discutido adentro, pero un gran error”, aunque aclaró que después su padre “se hizo cargo y peleó hasta su muerte, no agachó la cabeza ni se arrodilló”.

Advirtió luego que el nuevo “conglomerado infocomunicacional (tras concretarse la fusión clarín – Telecom) será el mayor de la Argentina y concentrará el 42% de la telefonía fija, el 34 % de la telefonía móvil, el 56% de las conexiones a internet por banda ancha, el 35% de la conectividad móvil, y el 40% de la TV paga con fútbol incluido”.

Creo que sería bueno que no quede al libre albedrío, y que empecemos a establecer aunque sean márgenes, no se si del 40%, pero que se estudie en serio, porque más allá de las definiciones políticas que nos diferencian y que nos seguirán diferenciando, a veces podemos tener puntos de acuerdo que protejan al actual Gobierno del capricho de Magnetto, el día que Magnetto se canse y les pida aquello que no le puedan dar ustedes -advirtió-. Y lo va a hacer, es indefectible que lo haga, porque lo hace con cada gobierno”.

Al final de su alocución Kirchner resaltó: “Si le van a declarar, como dijo alguna vez Julio Blank sobre el anterior gobierno el periodismo de guerra, sepan que este diputado y muchos otros no vamos a subirnos a Clarín para saldar cuestiones políticas: vamos a defender a un gobierno que cuando llegue la hora le diga que no, y si el gran medio argentino le declara la guerra periodística al Gobierno, vamos a estar del lado que tenemos que estar, que es donde vota la gente”.