El presidente Mauricio Macri reconoció que “le cayó bien” la noticia de la reapertura de la denuncia realizada por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra Cristina Fernández por encubrimiento del atentado a la AMIA.

En diálogo con Radio Nihuil de Mendoza, consideró que la Cámara de Casación “dio un gran paso”. «Todos sabíamos que la causa de Nisman se había cerrado de forma arbitraria. Su denuncia era muy grave», agregó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese contexto, destacó el «coraje» de los jueces, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, dos de los tres integrantes de la sala de Casación Penal que reabrió la investigación: “Han tenido muchísima presión. Mucha gente de alrededor, especialmente de Justicia Legitima, que intentaron que eso no sucediera.