Unos 1200 efectivos de la policía provincial y la Policía Federal blindaron la ciudad de Mendoza para recibir a las comitivas de los países que asistan a la Cumbre de Mercosur que comienza este miércoles y terminará el viernes.

El gran operativo de seguridad se desplegó por toda la ciudad y en particular en los alrededores del Hotel Intercontinental de Guaymallén, donde se realizará la cumbre, así como en los hoteles Sheraton, Park Hyatt, Diplomatique y a las bodegas Los Toneles y Esmeralda, donde se alojarán los presidentes sudamericanos que lleguen a la capital mendocina.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En esta edición, Mauricio Macri traspasará la presidencia pro témpore a Brasil. Además, se especula con que avancen los acuerdos con la Alianza del Pacífico y con la Unión Europea.

Si bien la cumbre comenzará este miércoles, los primeros encuentros estarán encabezados por los ministros de Relaciones Exteriores de cada país.

El jueves, la agenda comenzará con un desayuno de los ministros de Hacienda y presidentes de bancos centrales, que estará encabezado por el ministro argentino Nicolás Dujovne y el titular del BCRA, Federico Sturzenegger. Por la tarde también habrá un encuentro de encargados de Industria y Comercio de los países participantes, presidido por Francisco Cabrera, el ministro de Producción de la Argentina.

El viernes, se reunirán los jefes de Estado, en un encuentro encabezado por Macri en el que se presentará un informe de lo realizado durante la presidencia de Argentina y un diálogo entre los mandatarios e integrantes de las delegaciones.

Más tarde, se aprobarán las declaraciones de la cumbre, que cerrará el presidente Michel Temer, quien recibirá la jefatura semestral del Mercosur, que Brasil ejercerá hasta diciembre.