El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, reconoció hoy la existencia de listas de vacunados VIP en la provincia, enviadas desde clínicas privadas, y señaló que emitirá un decreto a nivel provincial para disponer la publicación periódica de todos los inmunizados contra la Covid-19.

“Han habido algunas clínicas privadas que faltó que pongan hasta el perro y el gato para que se vacunen y han pasado las listas”, dijo Morales, quien afirmó que promoverá multas de hasta 1 millón de pesos para aquellos casos en los que no se haya respetado el orden de prioridad dispuesto.

“Quiero que se publique las listas de los vacunados (en Jujuy) y lo dispongo acá”, sostuvo el mandatario jujeño al dar a conocer el decreto ya firmado, que enviará para su ratificación en la Legislatura.

Una vez que se apruebe, la intención de Morales es hacer pública la información lo antes posible, lo que podría ser esta misma semana.

Lo que se promueve es la instrucción “al Ministerio de Salud (de Jujuy) para publicitar periódicamente la lista completa de personas que hayan recibido la aplicación de la vacuna contra la Covid-19 y la razón que justificó la prioridad estratégica, además de los listados de personas incorporadas en orden de prioridad para ser vacunadas”.

En tanto, se impulsa un régimen sancionatorio para aquel que “disponga, permita o facilite la aplicación de la vacuna sin respetar el orden de prioridad dispuesto por el plan estratégico de vacunación en la provincia, siendo solidariamente responsables agentes públicos o privados de establecimientos públicos o privados y/o sus autoridades”.

Al respecto, Morales adelantó: “El máximo de la pena las multas llegarán hasta el millón de pesos”.

Además, el mandatario jujeño argumentó que, aunque la ley 25.326 de Protección de Datos Personales impide difundir información personal, esos datos “pueden ser recolectados y objeto de tratamiento cuando medien razones de interés general autorizadas por ley”.

En ese sentido, Morales consideró que en este caso “está muy claro el interés general” y por eso, planteó, está impulsando un decreto a convertir en ley en la provincia.

“Muchos trabajadores inclusive han sido amenazados en el hospital de campaña (principal centro vacunatorio de Jujuy) por aquellos que se creen con poder económico y van a ser denunciados”, aseguró.