La falta de vivienda es el reclamo central que llevaron este lunes adelante organizaciones sociales que marcharon al centro porteño, a la Secretaría de Vivienda de la Nación. El Movimiento Evita, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie, movilizaron hacia la oficina que conduce Iván Kerr.

Los movimientos sociales comunicaron que, según su propio relevamiento, en la Argentina se necesitan construir 1,5 millones de viviendas sociales y realizar mejoras en otras 2,5 millones en situación precaria. Asimismo, sostuvieron que este déficit habitacional aumenta en 40 hogares todos los años, el 60 por cientos de ellos en la provincia de Buenos Aires. A su vez, recordaron que se redujo un 40 por ciento el presupuesto para este tipo de obras.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Iniciamos en distintas localidades de la provincia de Buenos Aires: Campana, Brown, Florencio Varela, Moreno y Escobar, generando trabajo directo para más de 2.000 trabajadores y otros 1500 de manera indirecta”, explicó Gildo Onorato, secretario de Políticas Sociales del Movimiento Evita y dirigente de CTEP. “De esa manera, hace un año entregamos las primeras 540 viviendas terminadas en Florencio Varela”, destacó.

La marcha se produce luego de que la semana pasada el gobierno impidiera la movilización y acampe del Polo Obrero.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien mantiene el diálogo institucional con las organizaciones sociales, declaró la semana pasada al diario La Nación: “El diálogo está abierto, pero no cortando la calle. El que quiere pide una reunión en el Ministerio y nos sentamos a dialogar, pero de ninguna manera cortando las calles”.