El sábado por la noche, a los 92 años, falleció Rafael Ianover, ex vicepresidente de Papel Prensa y testigo clave en el juicio sobre la apropiación de la empresa en plena dictadura militar, para pasar a ser parte fundamental del engranaje del monopolio mediático del Grupo Clarín.

En una de sus últimas apariciones públicas, en abril del 2016, Ianover presentó su libro ´Papel Prensa, una historia oscura´. Por entonces, le dijo a Tiempo Argentino: «Yo quise hacer este libro chiquito, de pocas páginas, para los jóvenes de 16, 17 años, que no saben nada sobre la complicidad civil en el entramado del golpe militar del 24 de marzo de 1976. Porque los chicos están al tanto de las torturas, de las desapariciones, pero desconocen que acá hubo gente como el señor José Alfredo Martínez de Hoz, el ex ministro de Economía, que se benefició con el desguace de empresas que no le pertenecían y, sin embargo, él y sus amigos se las apropiaron con la complicidad de las armas en un gobierno de facto».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Hace sólo ochos meses, Rafael Ianover debió soportar un duro golpe a su incansable búsqueda de justicia cuando el juez Ercolini sobreseyó definitivamente a los directivos del Grupo Clarín, Héctor Magnetto y Ernestina Herrera de Noble; al director del diario La Nación, Bartolomé Mitre; al ex funcionario de la dictadura, Raymundo Juan Pío Podestá; y al intermediario Guillermo Juan Gainza Paz.