El directivo de Covax aclaró lo que expresó en una conversación con periodistas argentinos en la que había afirmado que el mecanismo envió “la información” sobre la vacuna Pfizer a la Argentina, y “ellos dijeron que no podían firmar con Pfizer”, en referencia a las autoridades nacionales.

“Necesité hacer una aclaración porque nuevamente fue una reunión en la que estábamos hablando sobre el mecanismo Covax, no sobre la Argentina”, dijo Cornejo en declaraciones al canal América24.

Ante una consulta sobre si fue involucrado en una operación política cuando se dijo que Argentina rechazó el envió de vacunas de Pfizer desde ese mecanismo internacional, respondió: “Bueno, lamentablemente sí”.

En ese sentido, dijo que esperaba que no se esté politizando el tema de las vacunas en el país y señaló que lo que se necesita es que “toda la Argentina trabaje conjuntamente”. “Este es el mensaje”, completó Cornejo al tiempo que señaló que “Argentina no es el único país que no ha llegado a un acuerdo con Pfizer”.

Agregó que “Pfizer está dentro del mecanismo Covax” y que por esa razón sus vacunas se ofrecen, al tiempo que explicó que los requisitos que pone la farmacéutica estadounidense son “para todos los países”.

Respecto de los requisitos de la farmacéutica para vender la vacuna al país, Cornejo manifestó que “son bilaterales entre Pfizer y el país, hay requisitos de indemnización” y agregó: “Por eso dije este no es un acuerdo, no son términos que define Covax, son términos que se definen entre el país y la compañía farmacéutica”.

“No conozco los detalles de las negociaciones entre la Argentina y Pfizer y por qué no se ha llegado a un acuerdo”, afirmó y advirtió que “lo que hay que tener en cuenta es que son negociaciones muy complejas y que algunos países no han podido llegar acuerdos, ya sea con Pfizer o con otras compañías y otros sí”.

“Lo importante es que trabajamos todos juntos para poder dar una solución”, enfatizó.

Cornejo recordó que el mecanismo Covax “es una unión de organizaciones” y que él trabaja “para GAVI, que es el Fondo de Vacunación e inmunización” y que se reciben “apoyos de todos los países”.

“Trabajamos conjuntamente, es una alianza, con la Organización Mundial de la Salud y también con Unicef”, precisó.

Por otra parte, aseguró que la relación que el mecanismo tiene con Argentina incluye no sólo a los ministros, sino a todo el equipo de la cartera de Salud, y “ha sido excelente”.

“La Argentina fue voluntario justamente para estar en nuestros comités independientes de expertos, para ayudarnos a traer no solamente financiamiento, pero también para las vacunas que necesitan, sino también ayudarnos con el conocimiento que hay en el país”, destacó.

Consultado sobre si mantiene diálogo con la oposición en Argentina, respondió que “no trabajan a nivel político con oposición” y aclaró que su “relación y los acuerdos son con el Ministerio de la Argentina, que es el encargado de adquirir vacunas para todo el país”.

“Pero obviamente nosotros tenemos un diálogo con todos o quisiéramos tener un dialogo con todos”, expresó en ese sentido y agregó: “Aquí no hay una necesidad para nosotros de trabajar con partidos políticos, justamente. Necesitamos que la vacuna no se politice”.

Respecto del precio de la vacuna Pfizer, manifestó que no puede “dar detalles de los costos” y sostuvo que “dicen que la de AstraZeneca es más barata que la de Pfizer, pero, bueno, la vacuna de Pfizer es una nueva tecnología, que nunca se ha utilizado en vacunas, es una plataforma nueva” y “por ende es una plataforma más cara de desarrollar que la vacuna de AstraZeneca”.

“No puedo dar los precios por los acuerdos que tenemos”, reiteró Cornejo y aclaró que “los precios acordados por Covax con todas las compañías farmacéuticas son los más baratos que ofrece ese fabricante”.

Por otra parte, expresó que el acuerdo que Argentina tiene con el mecanismo Covax “es por 9 millones (de vacunas), de los cuales todavía faltan 7 millones por distribuir” y señaló que “eso es lo que vamos a distribuir en lo que queda de este año”.

“No les puedo dar exactamente cuáles y de qué fabricante van a ser, todavía faltan vacunas de AstraZeneca”, manifestó.

En ese contexto, explicó que “la producción mundial está sumamente limitada por la situación de India” y señaló que ese país “es el mayor productor de vacunas en el mundo y en estos momentos no dejan exportar”.

“Por ende, toda la producción mundial se utiliza solo para el país y eso obviamente afecta el suministro mundial”, agregó.