El presidente Mauricio Macri afirmó durante su discurso inaugural de un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso que el titular de Suteba, Roberto Baradel, «no necesita que nadie lo cuide» al hacer referencia a las amenazas que recibió en los últimos días él y su familia.

La referencia al dirigente que encabeza la lucha por la recomposición salarial de los docentes en la provincia de Buenos Aires se dio en el marco del planteo de la necesidad de “cuidar a los docentes” que son víctimas de agresiones, cuando son atacados por alumnos o sus familiares en represalia por las sanciones que toman.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al mismo tiempo, docentes nucleados en Ctera (Confederación de Trabajadores de la Educación) se manifestaban con banderas y pancartas en uno de los ingresos al Congreso nacional, sobre la avenida Rivadavia, tras correr el vallado dispuesto por efectivos policiales.

«Queremos visualizar que se está incumpliendo una ley que está dejando en la miseria a docentes de siete provincias», manifestó una de las manifestantes ante la prensa, y agregó que «sin la ayuda de la paritaria nacional, no llegan a un mínimo digno para que un docente pueda enseñar».

A su vez, sostuvo que el gobierno nacional quiere «evitar las paritarias» y agregó que «como el ministro (de Educación Esteban) Bullrich no aparece, hemos venido a reclamarle directamente al presidente de la nación (Mauricio Macri)».

Tras el discurso, Baradel anticipó que denunciará al mandatario por sus dichos, ya que lo interpretó como una «amenaza velada». «Tiene razón el Presidente, yo no necesito que nadie me cuide. A mis hijos, sí. Él tiene la obligación de cuidar a los hijos de todos los argentinos», señaló y agregó: «Con esas palabras, el Presidente está dando vía libre para que cualquiera cometa cualquier acción violenta y cualquier acción antidemocrática».