El peronismo comienza a dar señales de reagrupamiento alrededor de la “rama sindical”. Encabezados por los jefes comunales Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, y Gabriel Katopodis, de San Martín, intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires y algunos legisladores se reunieron esta tarde con el Consejo Directivo de la CGT, cuya conducción está a cargo del triunvirato integrado por Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid. El objetivo fue “evaluar la situación que atraviesa el país”. El encuentro se dio en la sede de la Central, en la calle Azopardo, y en el marco de una ronda de consultas a diferentes sectores sociales y políticos que llevan a cabo los sindicalistas con vistas al Comité Confederal que se concretará el próximo 23 de septiembre. Allí podría tomarse la decisión de efectuar el primer paro nacional cegetista en la era de la administración nacional macrista.

“Fue un encuentro muy productivo. Coincidimos en el diagnóstico y vamos a avanzar para conformar una mesa de trabajo común”, anunció Martín Insaurralde.”Vamos a caminar juntos y juntos defender el trabajo de los argentino”, sostuvo uno el lomense, que es uno de los principales referentes del llamado “Grupo Esmeralda” de jefes comunales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Katopodis, por su parte, remarcó: “La mejor manera de ayudar al gobierno es marcarle las cosas en las que se equivoca y que se pueden mejorar. Es un gobierno que no escucha y vamos a agotar las instancias para que cambie esta matriz de exclusión”.

Juan Zabaleta (Hurlingham), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Alberto Descalzo (Ituzaingo), Fernando Gray (Esteban Echeverría) fueron algunos de los intendentes que también formaron parte del cónclave.

A su vez, el secretario general de ATSA, integrante del triunvirato de conducción cegetista, Héctor Daer, señaló que “es importante esta alianza en términos de colaboración para sortear este mal momento que atraviesan los trabajadores”.

La CGT tuvo encuentros con representantes de organizaciones de la llamada economía popular y también tiene previsto reuniones con representantes de la Conferencia Episcopal Argentina y gobernadores. Según el líder de Canillitas y diputado nacional, Omar Plaini, la central aspira no sólo a ser “constructora de consensos y acuerdos” para avanzar en la reivindicación de derechos de los trabajadores asalariados formales que representan, si no también apoyar “a los no asalariados, informales, cuentapropistas y los sectores populares que no la están pasando bien”.