El cosecretario general de la CGT y secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, repudió a «los empresarios que se burlan del pueblo» con las remarcaciones de precios y convocó a una «gran marcha» contra los formadores de los valores de los productos, especialmente los de primera necesidad.

«Todos lo vimos a Federico Braun, dueño de La Anónima, burlándose del pueblo y de la necesidad de muchos que apenas llegan a fin de mes o tienen un solo plato de comida diario», expresó Moyano.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El gremialista sumó su rechazo contra el titular de la cadena de supermercados La Anónima, quien el martes afirmó que «remarca precios todos los días», en un encuentro de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Asimismo, en un plenario de camioneros en San Nicolás, Moyano consideró que existe «falta de solidaridad por parte del sector empresarial, como sucedió durante la pandemia y ahora en medio de una crisis mundial por la guerra entre Rusia y Ucrania».

Por otro lado, acusó a estos grupos económicos de ser los mismos que hace 50 años manejan la economía del país, la inflación y los precios de la canasta básica, y los responsabilizó por haber llevado a Macri al gobierno, al respaldar su modelo económico «como lo hacía la dictadura militar».

De esa manera, Moyano manifestó que “es necesario que desde la CGT se convoque a una gran marcha, tanto para repudiar las expresiones de los empresarios como las políticas inflacionarias que llevan adelante”.

Moyano también aseguró que le da “asco” ver cómo algunos empresarios han ganado y siguen ganando millones de dólares a espaldas de pueblo argentino. Y envió un pedido al gobierno nacional para que el pago del salario familiar sea universal, ya que, dijo, de los seis millones de trabajadores registrados tan solo dos cobran el beneficio.

«Queremos que todos los trabajadores y trabajadoras reciban ese salario, que es un derecho que nos dio el General (Juan Domingo) Perón», cerró.