Especialistas en Política y Opinión Pública analizaron los resultados electorales de las PASO y coinciden en que las preocupaciones económicas fueron un factor desequilibrante para el oficialismo. Si bien la campaña de vacunación fue exitosa, no logró equiparar los problemas que acarrea la inflación y la situación laboral. Además, Juntos por el Cambio parece no capitalizar a las personas desencantadas con el Frente de Todos porque mantiene los mismos números que en las elecciones de 2019. ¿Dónde están esos votos?, ¿Se puede revertir el resultado?

Las personas consultadas coinciden en que el avance en el plan de inmunización no fue suficiente para conseguir un triunfo del oficialismo. El director de la consultora Dicen, Hilario Moreno Del Campo, sostiene que “la vacunación funcionó, pero no alcanzó”. “La diferencia la hizo la economía. Hoy estamos más o menos igual o peor que cuando Macri dejó el gobierno. Alberto no logró revertir eso, con suerte logró empatarlo. Hubo una pandemia,quizás era inevitable perder. Todas las cosas por las cuáles se eligió al Frente de Todos, hasta ahora no se cumplieron, por ejemplo el tema de la heladera llena”, le dijo a Tiempo Argentino

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese mismo sentido se expresó Marina Acosta, directora de Comunicación de Analogías: “La agenda de demandas sociales giraba en torno a la necesidad de que el gobierno controlara más férreamente la suba de precios y que se recuperaran los alicaídos salarios reales”.

Por su parte Fernando Larrosa, titular de la Consultora Ceis, considera que las expectativas fueron muy elevadas por lo que el impacto de la derrota se notó con fuerza. “Si mirás la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, los números no fueron diferentes a las legislativas del 2017, 2013 y 2009. No creo que la gran derrota haya sido en la provincia y menos en la Ciudad sino que está más centrada en las expectativas. Se generaron unas bastante ficticias, más en este contexto que hicieron que eso fuera el golpe. No creo que haya sido una derrota tan tremenda. Fue mayor en las provincias del Norte y de la Patagonia que históricamente siempre fueron del peronismo y ahora no, como Chaco, Santa Cruz o Chubut”, le dijo a este diario.

Con respecto a los votos que perdió el oficialismo, los tres coinciden en que no fueron capitalizados por Juntos por el Cambio sino que se fugaron hacia otros partidos y se diluyeron entre las personas que no fueron a votar. El porcentaje de participación es el más bajo desde que se implementaron las PASO: 66,2% del padrón electoral del país. Votaron 22.765.590 personas sobre un padrón de 34.385.460. Acosta sostiene que “los votos que perdió el oficialismo son centralmente los que no fueron a votar; otros fueron a la izquierda o al blanco”.

Por su parte, Moreno Del Campo explicó que en el 2019, Alberto Fernández consiguió en la Provincia 5.300.000 votos y este año 2.800.000. “Votó bastante menos gente. En ese momento era más de diez millones de personas, ahora fueron ocho. Es decir que en la provincia hay 2.300.000 menos y le falta todo al FDT. Hay votos que se fueron a Moreno, al FIT y a otros lados. Tiendo a creer que la mayoría se quedó en su casa. Si Juntos por el Cambio hubiese capitalizado el desencanto con el gobierno, hubiese tenido mucho más votos”, afirmó.

Con respecto al escenario para las generales del 14 de noviembre, los consultores   sostienen que es necesario que el oficialismo implemente medidas económicas rápidas si quiere revertir la ecuación. Larrosa piensa que todo depende de la eficacia con la que se actúe: “Hay una posibilidad de cambio, depende cómo se maneja la campaña y la gestión económica. Tienen que ser medidas intensas y efectivas rápidas”.

Acosta considera que los resultados abren un problema de representación para el peronismo. “El Gobierno debe activar una nueva agenda que contemple las demandas de la ciudadanía, en un contexto de inéditas carencias económicas y organizativas de la vida cotidiana. El Gobierno debe activar ahora su base electoral más firme y convencer a aquellos que aún no fueron interpelados”, detalla.

“Se puede revertir. Son cuatro puntos en la provincia. Y es posible porque no fue un voto a favor de Cambiemos. En esta película, Cambiemos lo único que hizo fue mantener lo suyo, logró que no se le escapen votantes. Es gente que votó a Macri después de cuatro años de gobierno, ¿Cómo no iba a votar a Juntos? Sostuvieron la mayoría de esos votos. El Frente de Todos tiene que recuperar sus votos. Tenés que entender mejor lo que no leíste, tomar las medidas que no tomaste o tomar los riesgos que no tomaste y ponerte de acuerdo internamente”, agregó Moreno del Campo.