Los estatales de Neuquén llevan adelante una jornada de paro y movilización luego de que ayer un delegado gremial de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) de Neuquén fuera herido de bala por un policía mientras se manifestaba frente al edificio del Ministerio de Seguridad de esa provincia.

Los gremios se movilizaron desde las 10 por el centro de la ciudad en repudio de la “represión policial” y en apoyo al delegado de UPCN, Luis Bastidas, quien recibió el balazo en la sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad. Para el Secretario General de la Asociación Argentina de Trabajadores (AATRAC) de la Comunicación de Neuquén, Sandro Castro, “la situación es compleja a nivel país pero aquí se ha agravado”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin embrago Castro señaló que “a diferencia de otras veces en este caso la caratula de la causa ya es intento de homicidio y eso ayuda a calmar los ánimos”.

Por su parte, el secretario de la CTA Neuquén, Carlos Quintriqueo, explicó que la medida se realizó “en repudio de la represión policial y en reclamo de justicia”. Además Quintriqueo afirmó que “el responsable de esto es el gobierno. No es casualidad que el ministro de Seguridad, Jorge Lara, ocupaba el mismo puesto q cuando la policía mató a Carlos Fuentealba”.