Juan Grabois, que forma parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y que tiene fuertes lazos con el Papa Francisco, fue uno de los que estuvo presente en el juicio a Milagro Sala el jueves pasado en Jujuy.

Entre otras cosas, destacó en el programa radial A los botes, que se trasmite en FutuRock FM que “El panorama general de Jujuy es la supresión del Estado de derecho. El gobernador Gerardo Morales concentra todo el poder público. Tiene respaldo social y Milagro tiene una imagen negativa altísima. Pareciera que la quieren ver muerta a Milagro».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, aclaró que «Morales logró coptar a gran parte de la dirigencia de la Tupac, que hoy le llena los actos» y que «pese a lo que quería el Tribunal, se logró que los medios de comunicación pudieran entrar. A Eli Gómez Alcorta, la abogada de Milagro, le hicieron una denuncia por usurpación de títulos. El Tribunal muestra animosidad».

Grabois, que tiene pensado quedarse hasta el lunes que viene, día en que finalizará el juicio, manifestó: «En el caso de Milagro Sala hay violación a las normas del debido proceso. Uno de los jueces anticipó públicamente que piensa que Sala es la jefa de una organización criminal. Los funcionarios que firmaron los permisos de obra de Milagro son radicales. Si el delito se comprueba, tienen que ir presos varios amigos de Morales».

El referente de la CTEP también hizo referencia a la sanción de la Emergencia social al destacar que «es una ley muy buena, fue una victoria de los movimientos sociales. Estamos en contra de esta política económica, pero queremos resolver la mayor cantidad de problemas para nuestros compañeros».